lunes, 27 de julio de 2015

RIAZA, LOS TOROS VISTOS EN LAS DEHESAS

Una corrida de toros, plato fuerte de las fiestas y, al final, el único festejo que se autofinancia, una novillada picada, otra para rejones, los toros para los recortadores y capeadores y los de la becerrada de las peñas, son los acontecimientos taurinos que se celebran en las fiestas de Riaza. El total son un buen número de animales, concretamente 48, que hay que escoger, barajar, ordenar, reseñar y … pagar.



Tras las preceptivas gestiones previas, un numeroso grupo presidido por la alcaldesa y  formado por representantes de la Comisión de fiestas municipal, la Peña taurina, asesores y aficionados, nos desplazamos a tierras de Salamanca para visitar ganaderías, donde elegir los toros que se van a lidiar, correr y disfrutar en las  fiestas.


Un ajetreado día donde se pasa revista a una buena muestra de fincas pequeñas e impresionantes explotaciones ganaderas, toros de encastes más pastueños o más agresivos, de bellas hechuras o menor trapío, mezclados con corridas reseñadas para plazas de primera o separados en corrales con los más parejos, roneando entre las encinas o moviéndose en terrenos llanos y descubiertos.


Toros, utreros, añojos, erales, adelantados o no. Cárdenos, negros, luceros, bragados, salpicados, colorados, castaños, toros, vacas, un semental, más toros, santacolomas, domecqs, atanasios, patas blancas. Bien mezclados con la previsión de toreros, novilleros, rejoneadores. “Tan grande para las peñas no”, dice uno. “Ese es muy chico para la corrida de Riaza”, apunta otro. Luego, el dinero. Siempre el dinero, el presupuesto.


Una impresionante coctelera, donde con escaso reposo, los responsables tendrán que mezclar y sacar una solución que recoja las aspiraciones de los aficionados, el disfrute de los vecinos, el presupuesto de las fiestas, la calidad de los carteles y la satisfacción de la mayoría.

La solución en los anuncios de las fiestas de septiembre en Riaza.

LA AVENIDA DE LA PLAZA DE TOROS

La Avenida de Felipe II en Madrid, fue hasta la construcción de Las Ventas, la antigua Avenida de la Plaza de toros, que llegaba desde la Carretera de Aragón hasta la Puerta Grande según se ve en numerosas fotos de la época.

La avenida de la Plaza de toros que desemboca en la 
plaza de la carretera de Aragón en una postal de 1917


En el nº 30 de dicha Avenida ha figurado pintado un rótulo en recuerdo del pasado con el antiguo nombre. La fachada de dicha casa ha sido restaurada recientemente y gracias a su comunidad de propietarios y a las gestiones realizadas por la Unión de Abonados de Madrid, por el aficionado Andrew Moore y por mi mismo, se ha vuelto a repintar el antiguo rótulo en el dintel del portal del edificio.



El rótulo pintado antes y después de la restauración

Un recuerdo del mundo de los toros que no se ha perdido.

miércoles, 15 de julio de 2015

LA FE DEL CARBONERO. COSTURERO DE ESCOLAR

Costurero – 33, cárdeno claro, con 89 cm de pitón a pitón, de la ganadería de José Escolar, ha obtenido el premio Carriquiri al toro más bravo de San Fermín. Bravo y noble, Costurero fue bien picado arriba  por Pedro Iturralde en sus dos entradas, medido el castigo y sangrado abundantemente, y embistió con calidad y sin ñoñería a la muleta de Paco Ureña, quien le presentó el engaño por ambos pitones, acudiendo siempre con presteza. Listo, duro y muy noble, fue un gran toro con el que su matador estuvo tranquilo y aseado.

Costurero - 33 de José Escolar
Tomada de Aplausos

Ureña ya había pasado su calvario con el primero de su lote, que tomo tres varas y descabalgó en la segunda al piquero. Bravo y no tan noble, necesitaba mucho mando y valor para redondear una faena épica. No anda sobrado de ambos el matador, pero sí aguantó sin descomponerse una faena que le dejó sin resuello y por la que estaba visiblemente satisfecho. Toro duro y muy interesante para un aficionado de gustos ásperos como yo, que busco en los toros la emoción singular de la bravura del toro, que desaparece cuando el toro embiste con docilidad.

Paco Ureña con Costurero
Tomada de Taurología

Parecido en su bravura, casta, problemas y peligro fue el quinto, pero Paulita no está para esos líos, por los que quizá ya ha pasado en numerosas ocasiones y tampoco se rodeó de una cuadrilla que le ayudara. Venía descompuesto de su primer toro, que junto al segundo de Francisco Marco fueron dos auténticos canallas, que no pasaban, buscaban al matador, levantaban la muleta y miraban que había detrás.

Espartaco haciéndose un selfie en la Plaza de toros de Pamplona
antes del paseíllo de la corrida de José Escolar

La corrida de Escolar fue un premio al peregrinar detrás de las corridas de toros interesantes, que es una gran manera de disfrutar de la tauromaquia. Una corrida con tres toros bravos, uno de ellos noble y de premio, dos canallas y uno anodino. Casta, emoción, bravura, variedad, interés, valor necesario del torero, buena lidia obligatoria.

Pedro Iturralde picando a Costurero
Tomada de Cultoro


En definitiva un espectáculo donde la belleza surge del enfrentamiento entre el torero y el toro, entre el hombre y la bestia. Claro que no es una manera excluyente de entender los toros, hay muchas otras, pero a mí esa es la que me interesa y tras ella voy con la fe inquebrantable del carbonero, aun con algo más de conocimiento.