martes, 13 de noviembre de 2018

UNA LECCIÓN DE DIGNIDAD Y TOREO PURO. DIEGO URDIALES EN LA TERTULIA DE JORDÁN

Yolanda Fernández Fernández-Cuesta
Ex-presidenta de la Asociación El Toro de Madrid

Esperábamos con expectación  la llegada de Urdiales a nuestra tertulia, todavía con el recuerdo emocionado por la gran tarde que nos había regalado el pasado 7 de octubre en la Feria de Otoño de Madrid. Su rectitud de planta torera, sus modales serios pero cálidos en los primeros saludos y sobre todo, su mirada franca y directa, nos hacían presagiar grandes momentos, y así fue. 
Diego Urdiales en la Tertulia de Jordán
el 8 de noviembre de 2019

De orígenes sencillos, comenzó su afición desde muy niño; recuerda sus juegos al toro con sus hermanos también aficionados, toreando con un trozo de manta, que aún conserva, y cómo veía en TV las corridas sentado junto a su padre que era un gran aficionado siempre próximo al mundillo taurino de la plaza.
Tremendo natural en la faena 
a Hurón-120, de Fuente Ymbro
Una de las tres faenas más importantes de este siglo XXI en Las Ventas

Nos relata en un ejercicio de memoria infantil como una tarde que pasó por la vieja plaza de Arnedo, vio la puerta abierta, pasó, se quedó prendado y se quedó para siempre; ese día llegó a su casa diciendo que quería ser torero. Tendría unos 10 años. Se apuntó a una escuela de Tauromaquia de Arnedo que llevaba un aficionado sevillano afincado allí, Rafael Guerrero, quien al verlo dar sus primeros lances con el único capote que disponían, reconoció en él unas cualidades innatas; en sus palabras se percibe la gran deuda de gratitud que tiene hacia el que le enseñó sus primeras lecciones taurinas y se enorgullece de que la tarde del 7 de octubre estuviera presenciando la obra maestra de su alumno; reconoce que los estudios nunca le han gustado.

Directo, franco y cálido en su conversación,
transmite serenidad e inteligencia

Desde esos primeros capotazos infantiles a hoy, toda una vida de sinsabores y dificultades que nos va desgranando sin alardes de victimismo o rencor, pero si con la firmeza y la seguridad del que se lo debe todo a sí mismo. Nadie le ha regalado nada, antes bien ha tenido una carrera con grandes altibajos en la que muchos años no toreó ninguna tarde o apenas una o dos, siempre con ganaderías de las llamadas duras, pero ganándose poco a poco el respeto de los aficionados. Lo que le ha desarrollado un cierto punto de soberbia que le ha ayudado a sobrevivir.
Un natural marca de la casa
a Gaiterito-100 de Alcurrucén
el 25 de agosto de 2018 en Bilbao

La misma compostura, más reunido, si cabe,
con Hurón-120 de Fuente Ymbro
el 7 de octubre de 2018 en Madrid 

Prefiere hablar de encastes, no de ganaderías, y presume de haber toreado todos, excepto Miura al que considera no podría realizar el toreo que siente, y  dice que en cualquiera puede salir un toro peligroso y con dificultades. Ha lidiado treinta cinco tardes toros de Victorino Martín en plazas de compromiso. Difícil resumir las perlas que nos fue dejando a través de una conversación fluida en más de tres horas que nos supieron a poco y en la que desde el primer momento llevó la batuta  sin rehuir ninguna cuestión planteada; con voz firme, incluso de tono elevado a veces, nos fue mostrando sus pensamientos y corazón, los de un hombre, un torero, que tiene como principio vital su dignidad y honradez y dice con orgullo que ha tenido muchos años que agarrarse a oficios como el de pintor para ganarse la vida. Fiel a sus principios, a su pueblo y sus raíces.  

El natural a pies juntos de Diego Urdiales
de salón y a Hurón-120

Esta temporada ha sido especial, llegó a  la feria de Bilbao habiendo toreado solo en Arnedo y tras rechazar estar en San isidro, lo que produjo verdadero pánico en su entorno; pero él, en un temerario alarde de dignidad, consideró que no podía aceptar las condiciones ofrecidas y echó la moneda de su futuro al aire, demostrando su personalidad y que su carrera la dirige él. Dice orgulloso, que Bilbao es su feria talismán que siempre lo espera, ha sido testigo de tres Puertas Grandes con ganaderías como Victorino y Alcurrucén. Torero de aficionados y admirados por grandes Maestros, Curro Romero, El Viti, Talavante, Tomás… que lo siguen y reconocen la pureza de su toreo. Madrid es también su plaza donde siempre da la cara y se siente respetado por la afición. Allí ha vivido grandes faenas a toros importantes a veces malogradas por la espada. Reconoce que el bombo de Casas le ha salido bien y que desde agosto ya tiene firmadas dos para el próximo San Isidro y quien sabe…



Si es necesario acompaña la conversación con la acción

Y volvió a Madrid en otoño;  y vivió, vivimos, una tarde llena de lecciones de torería, pureza, verdad y clasicismo. Dice que de la faena al toro Hurón de Fuente Ymbro, no recuerda nada concreto, solo sensaciones, que no la ha vuelto a ver, pero que todavía siente la sensación de cómo sintió que se paraba el tiempo en la muleta. Esa faena le está cambiando la vida como si fuera la recompensa a tanta dignidad. Está recibiendo más llamadas para próximas ferias, pero no es un torero que quiera torear a cualquier precio y en cualquier plaza, selecciona y exige. Donde vaya será con las condiciones que yo quiero ir, resume categórico.

En su visita desde Arnedo, 
además de la charla en la Asociación El Toro de Madrid,
pasó por la sastrería Santos

Disfruta viendo videos de toreros del siglo XX, sus referencias son Romero, Bienvenida, Viti, Paula, Camino, Pepe Luis Vázquez, Martín Vázquez…en ellos se inspira. Nos habla de su concepción del toreo, y de pie nos desgrana misterios de la colocación, movimientos y juegos. Lo miramos absortos cómo dibuja un muletazo en el aire. Lo más difícil es torear largo, vertical y con naturalidad. Naturalidad, palabra que repite como la llave que abre la pureza del toreo. No me gusta la palabra  técnica sino hablar del conocimiento del toro y del toreo. Cada torero tiene su distancia como el toro. El muletazo hay que darlo con los talones fijos en el suelo, conjugar pecho, cintura, muñecas, dedos entregados y naturalmente suelto, y quedarte preparado para ligar el siguiente. Es muy difícil pues depende de la entrega del toro y del sentimiento del torero.  Ahí es cuando aparece el arte, torear así se consigue pocas veces, pero es lo que él busca en su tauromaquia y que logró en Las Ventas.
Firmando un recuerdo para la Tertulia de Jordán

Es consciente de las repercusiones que ello va a tener y siente cierto vértigo, pues se le va a esperar mucho en nuevas tardes y el arte no aflora desde el alma con facilidad;  pide paciencia, la que a veces achaca no tiene la afición madrileña a la que está muy agradecido, y sabe de las reacciones de parte de las llamadas figuras a acartelarse con él, pero lo tiene muy claro, las condiciones las fijará el torero pues es el dueño de su  trayectoria. Sentencia, La actitud del torero puede con el toro, el animal la siente…, Hay que torear con el alma, esta frase de ecos belmontinos, sería la esencia de un torero que nos ha dado los mejores momentos de emoción y toreo de esta y muchas otras temporadas: Un destello de luz y vuelta a la verdad entre tanta mediocridad y mentira. Gracias maestro Urdiales, ha prometido volver y como es un hombre de palabra, volverá.

Fotografías de Andrew Moore

sábado, 27 de octubre de 2018

EL GANADERO DEBE IR POR DELANTE DE LOS CAMBIOS. VICTORINO MARTÍN EN LA TERTULIA DE JORDÁN


Ideas claras, gran capacidad de comunicación, gusto por el detalle, están reunidas en la conversación con Victorino Martín. Propietario de la ganadería más importante de la segunda mitad del siglo XX, heredero del ganadero que cambió el rumbo de la historia de los toros en los años 70 y personaje por el que pasan los hilos del futuro de la tauromaquia en este vaivén del cambio de milenio.
Victorino Martín en la Tertulia de Jordán

Se resiste a hacer comparaciones de su ganadería con el pasado, pero tiene claro que este es un momento de transición donde los ganaderos están ganando importancia frente a los toreros, lo que históricamente siempre ha significado que el toro gane casta y trapío, frente a los momentos en los que una figura del toreo manda en los ruedos.
Bosquimano-27, de gran trapío, ovacionado en el arrastre,
lidiado por Iván Fandiño el 9 de abril de 2017

La tauromaquia está en un momento de cambio económico y social. Las presiones prohibicionistas, se juntan con un decaimiento de las figuras que han dominado el panorama en los últimos años. La necesaria renovación, también de aficionados, se junta con el auge de las tauromaquias populares, que traen nuevos públicos y modos a la fiesta, además de ser un balón de oxígeno para las ganaderías. Ahí se inscribe el papel de la Fundación Toro de Lidia que preside y que busca el establecimiento de una única voz del sector taurino ante los poderes públicos.

Transmite intensidad y conocimiento
en su conversación apasionada 

La Fundación Toro de Lidia es la voz del sector taurino hacia fuera, pero no entra en las discusiones de organización, calidad o actuaciones gremiales de las corridas de toros, pues estos fueron motivos importantes del final de los anteriores organismos sectoriales. Por un elemental respeto, Victorino no entra en valoraciones de toreros, empresarios y ganaderos, tan necesarias para establecer semejanzas y diferencias con su ganadería, lo que la distingue y la hace singular.
Victorino Martín Andrés en 2016, 
en los corrales de su finca Monteviejo 

Le gusta recorrer la historia de las corridas de toros para lo que despliega su erudición de encastes, ganaderías, compras y ventas, con las que también ilustra la genealogía de sus otros hierros de Monteviejo y Urcola. Monteviejo que va completando con distintas ramas de Vega Villar y Urcola que se resiste a abandonar. Aprovecha estas interesantes historias para explicitar su tesis de que las ganaderías se han tenido que adecuar a los cambios del toreo y los gustos del público y que el ganadero debe estar atento a esos cambios e ir por delante de ellos. Quizá por eso habla poco de la importancia de su ganadería y prefiere mirar al futuro en vez de regodearse en el pasado.
Impresionante Pastelero-20, a quien Paco Ureña 
realizó una faena de gran pureza y emoción
el 6 de junio de 2017 en Las Ventas

Trabajador que parece incansable, recorre la geografía taurina, recibiendo premios, presentando festejos y ferias, organizando el día de la Tauromaquia donde se integran las corridas de toros con los festejos populares, y el festival de Valencia que proporcionó los ingresos para el funcionamiento de la FTL, y todo mientras atiende a sus ganaderías junto con su hija.
Risa franca de Victorino en una conversación distendida

Firmando un recuerdo para la Tertulia de Jordán

Tiene pendiente completar el libro Victorino por Victorino, donde cuenta la historia de la ganadería hasta el cambio de siglo, pero el tiempo no da para más y quizá esa continuación la tenga que hacer su hija, como él hiciera la historia de su padre. También se quedan muchos temas pendientes en esta agradable y distendida Tertulia, que no ha podido recorrer ni una ínfima parte de la historia, el presente y la proyección de la ganadería que ha sido santo y seña de la casta brava en los últimos cincuenta años.

lunes, 15 de octubre de 2018

LA BELLEZA VOLVIÓ A APARECER EN LAS VENTAS


La belleza de lo bien hecho, de lo estéticamente arrebatador en la faena de Diego Urdiales y de la emoción del riesgo en la faena de Octavio Chacón.
Naturalidad, dominio y pureza
en el natural de Diego Urdiales

Aguante, mando y riesgo 
en el natural de Octavio Chacón

Urdiales firmó una faena de gran pureza en un sitio poco habitual debido al viento que hizo la tarde incómoda. En el tercio del tendido 5 hizo entrar al toro en una gran serie por la derecha que fue el aviso de lo mejor, una gran serie de naturales y otra más en la que sobresalió el segundo natural, verdadero monumento al arte de torear. Quieta la figura, firmes los pies, levemente colocado en la línea del pitón donde llegaba el medio pecho del torero y rematando largo y detrás de la cadera gracias al prodigioso movimiento de la muñeca que alargaba el pase del torero y el paso del toro.



El toreo puro de Diego Urdiales
a Hurón-120 de Fuente Ymbro

La culminación en el segundo natural de la segunda serie fue el remate abajo que produjo el momento donde contemplar la pureza llega a hacer saltar las lágrimas. La velocidad medida, disminuyendo a lo largo de las series desde un primer pase donde se atemperaba la velocidad del toro que embestía codicioso a los siguientes, donde el tiempo se alargaba mientras el toro perseguía la muleta completó la faena que se remató con unos naturales a pies juntos que parecían y eran un adorno y acabó con la entrega del torero en la estocada que acabó con el toro.
Gran ejecución de la estocada
a Retama-103 de Fuente Ymbro, el primero de la tarde

Gran corrida con tres toros nobles, dos de ellos codiciosos y uno de ellos bravo, que le correspondió a David Mora quien no tuvo su tarde. Los caprichos del sorteo, tan presentes en esta feria, le depararon a Octavio Chacón dos toros mansos, complicados y peligrosos, especialmente el primero de su lote, con el que Chacón compuso la faena de torero macho más importante de los últimos años.
David Mora sorteó al bravo Laminado-184, 
el más completo y bravo de la extraordinaria corrida de Fuente Ymbro

El toro siempre buscó el cuerpo del torero al que llegó en varias ocasiones, por abajo buscaba las zapatillas y por arriba el cuerpo del torero. Sin descomponerse, nunca le perdió la cara al toro y siempre le ofreció su muleta en un intento vano porque el toro embistiera por derecho. Sólo le busco los costados para prepararle a matar en una demostración de valor y pundonor, de una faena sin concesiones ni demagogias, que acabó con una estocada caída pero entrando con todo al bicho que nunca dejó sus intenciones de ir a por el torero.


Octavio Chacón asumió gran riesgo
de manera consciente y con gran capacidad.
No cayó en demagogia, ni en aspavientos.
Siempre fue al toro y no se arredró con su cogida

Una gran faena de valor seco y consciente la de Chacón y una fascinante de Urdiales a una corrida de toros encastados que recorrieron la nobleza, la mansedumbre, la fiereza, la codicia y la bravura. Ética, épica y estética se unieron en una corrida para recordar la belleza que el toreo puede atesorar y mostrar en sus diferentes facetas.


Reportaje fotográfico de Andrew Moore


jueves, 27 de septiembre de 2018

MTU MWENYE MAYAI MAKUBWA. DEFENDER LA TAUROMAQUIA. CHAPU APAOLAZA EN LA TERTULIA DE JORDÁN


Chapu Apaolaza, portavoz de la Fundación Toro de Lidia, transmite serenidad, parece capaz de atravesar un incendio a paso pausado y haciendo una evaluación de daños sobre la marcha. Brillante en sus argumentación, se preocupa de buscar referencias académicas para justificar sus ideas. En definitiva, da la impresión de ser el personaje ideal para su función: defender la tauromaquia de los ataques sociales y políticos que por mor de los avatares políticos, la moda o los intereses económicos de multinacionales de la alimentación se ciernen sobre ella.
Chapu Apaolaza en la Tertulia de Jordán

Maneja con soltura la teoría de la Espiral del silencio de Elisabeth Noelle-Neumann para explicar la pérdida de apoyos de la tauromaquia en la sociedad, según la cual las opiniones mayoritarias en la sociedad van silenciando y dejando sin adeptos a las minoritarias, y te ilustra con referencias exóticas la trascendencia de los valores éticos de la corrida de toros, como en sus curiosas explicaciones a tribus africanas de videos de José Tomás, en las cuales escuchaba repetidamente la frase en swahili que da título a este artículo: mtu mwenye mayai makubwa, cuya traducción aproximada es “Que huevos más grandes tiene ese hombre”.
Defiende la tauromaquia con rigor en la argumentación

Desglosa la base de su argumentación contra los antitaurinos, que básicamente consiste en defender que el hombre se sirve de los animales de diferentes manera, entre ellas la de la alimentación de la que participamos todos y, por lo que atacar al sacrificio del animal en la corrida nos equipara a todos los humanos en el disfrute de la utilidad de los animales y que si  recurren diciendo que se hace un espectáculo de ello, responde que quien tiene la autoridad moral para reprimir las costumbres, culturas y usos de los demás, siempre que no atenten contra los derechos humanos.
Como periodista ha recorrido diversas partes del mundo 
en las que ha explicado la corrida de toros

Posee una capacidad notable de explicación y persuasión y un conocimiento taurino con tradición familiar. Su padre, Paco Apaolaza, fue el crítico taurino del grupo El Correo-Edica en los años 90, integrista que entendía la crítica como la capacidad de orientar el conocimiento de sus lectores y el establecimiento de normas para interpretar el toreo. Su tío Huberto fue un caso curioso de paulista guipuzcoano, una tierra que ha disfrutado poco del toreo de arte y Chapu sigue la tradición familiar como corredor de encierros y aficionado a los toros lo que le permite moverse con soltura en dos ambientes taurinos, que en realidad son diferentes, aunque no contradictorios.
Enamorado del encierro de Pamplona 
sobre el que ha publicado el libro 7 de julio

Es la cara exterior de la FTL de la que insiste que no entra en el interior de la tauromaquia, pues lo que trata es de defender su pervivencia en la sociedad para que los habituales movimientos pendulares que sufre en su aceptación social, no sean cortados por decisiones ajenas al espectáculo. Cree que artículos como el del escritor Sergio del Molino, defienden la tauromaquia frente a los ataques antitaurinos, con mayor eficacia que muchos taurinos.
Chapu Apaolaza en la Cuesta de Santo Domingo este 11 de julio

Estima que en la FTL hay un lugar para los aficionados y no solo para los profesionales y que ese lugar será más relevante cuanto mayor sea el número de aficionados que participen. No obstante su entusiasta discurso, no logra obviar que la FTL tiene que mejorar su funcionamiento y su capacidad de atracción hacia dentro y hacia fuera de la tauromaquia, convertirse en elemento de referencia para los poderes públicos, los partidos políticos y los medios de comunicación, deficiencias que atribuye, en caso de existir, a problemas de financiación.
Inauguración del capítulo de la FTL en Málaga

Una interesante conversación en la que no falto una referencia a su paso por el Canal Toros y la actual Telemadrid, para los que resume sus diferencias en la existencia de aquellos que hacen un discurso para el público y los que lo hacen para los que mandan, por otra parte extrapolable a todos los sectores periodísticos, no sólo taurinos.
Defiende el respeto al espectador en las corridas televisadas

La agradable conversación empezó con un cariñoso recuerdo a Paco Ureña, quien fue invitado de la Tertulia de Jordán en 2016 y que está pasando por un doloroso trance del que deseamos se recupere lo mejor posible.

Fotos de la Tertulia de Andrew Moore

lunes, 24 de septiembre de 2018

UNA NUEVA FORMA DE VER LOS TOROS

El desafío Palha - Pallarés se quedó en nada. Palha fue desechado por "falta de trapío" y se sustituyó por Hoyo de la gitana, que no tenía trapío. El trapío como es sabido ni falta ni sobra, se tiene o no se tiene. Pallarés cumplió con una gran presentación, nobleza y escasez de fuerzas.

Un Pallarés arrancándose al caballo


Sánchez Vara

Javier Cortés

Tomás Dufau

Fotos de Andrew Moore

Los desafíos de este año quedaron desarmados tras la gran corrida de Saltillo - Valdellán, de donde debe salir el triunfador, el bravo Horquitillo de Saltillo o el bello Navarro de Valdellán.

Mientras tanto los turistas ven las corridas a través del móvil donde quedarán plasmados sus recuerdos, ya que no sus emociones.




miércoles, 19 de septiembre de 2018

LA FIEBRE DEL INDULTO LLEGA A RIAZA


La magnífica corrida de José Escolar en la feria de Riaza, acabó con el indulto del último toro, Cantito-34 toreado por Juan Leal, reclamado a gritos desde los tendidos con un gran entusiasmo. Cerraba una corrida interesante, a cuyo quinto toro, Manchero-51 se le dio la vuelta al ruedo después de acudir tres veces al caballo, protagonizar una encastada salida con remates en los tableros y embestir a la muleta de Javier Cortés en cuatro largas series de derechazos y tres de naturales, metiendo siempre la cabeza y necesitando ir muy sometido por la muleta del matador.
El cartel oficial de las fiestas de Riaza
con la plaza de toros como protagonista

Tuvo de todo la corrida con un primer toro encastado, un segundo complicado, el tercero sorprendentemente pastueño, un manso interesante el cuarto, el bravo quinto  al que se premió con la vuelta al ruedo y el noble sexto que se indultó a petición popular. Mostraron su generosidad con los toros los matadores Luis Bolívar y Javier Cortés, cuyos cuatro toros recibieron un total de 9 varas, que es un número muy estimable, inusual en plazas portátiles y en consonancia con las 3 corridas de esta legislatura municipal que han recibido 8, 10 y 11 varas. Bolívar sorteó el peor lote y estuvo en la plaza solvente y decidido, transmitiendo la tranquilidad siempre necesaria en el ruedo cuando se lidian toros de casta y Cortés estuvo centrado tanto con el complicado segundo como con el bravo quinto, en el que parecía que se podía haber apretado más el acelerador, aunque quizá sus próximas actuaciones en Las Ventas le frenaran a la hora de asumir un riesgo mayor.
Los toros de José Escolar en los corrales de Riaza.
Llegaron 5 de los 6 reseñados en Mayo.
Todo un ejemplo de seriedad

Once varas sumaron en total en la corrida con las dos de los toros de Juan Leal, quien prefirió lucir su toreo en detrimento del lucimiento del toro y optó por apretar a cada uno de sus toros en una única vara, en la que sus picadores recargaron y cerraron a los toros desmereciendo su lidia. Al pastueño tercero le toreó muy en línea sin meterse en el terreno del toro y al noble sexto que embestía con el hocico por el suelo le recetó una faena plenamente sacada del toreo moderno con pases cambiados, péndulos, circulares y otros pases de la parte más vulgar del toreo y que hicieron las delicias del público que prácticamente llenaba la plaza.
El bravo Manchador y el indultado Cantito cerraban con gran éxito la feria, en la que se había lidiado una novillada de La Quinta interesante por su movilidad pero con pitones muy romos, en la que destacó el novillero Francisco de Manuel.
Torrano de la ganadería de Mª Antonia de la Serna
costeado por la Asociación El toro de los Mozos de Riaza
fue corrido, capeado y recortado por los aficionados

Gran parte del público actual reclama un protagonismo más activo en las fiestas de los toros. El éxito creciente de los encierros y capeas populares son una muestra. En la plaza, junto a una minoría activa en defensa de la corrida de toros como un espectáculo íntegro, hay una mayoría que parece cifrar su interés en la movilidad del toro sin importar su docilidad, que no valora el riesgo derivado de la casta del toro y la dificultad de dominarla y que cifra su satisfacción y su protagonismo en la concesión de trofeos, considerando el indulto del toro el mayor de ellos.
Esta feria es el colofón de una legislatura en la que Riaza ha apostado con gran éxito por la elección de ganaderías de casta para la corrida y novillada, el respeto de la suerte de varas, la elección de toreros emergentes y con proyección y en definitiva por la dignidad de la fiesta, demostrando que la seriedad de la corrida de toros proporciona un gran y entretenido espectáculo, que divierte a los vecinos y colabora en la proyección de la imagen del pueblo.

lunes, 10 de septiembre de 2018

UN ESPECTÁCULO PARA AFICIONADOS. DESAFÍO GANADERO CON SALTILLO Y VALDELLÁN


Unos pocos aficionados, quizá sólo unas docenas, nos quedamos tras la finalización del desafío ganadero para aplaudir y sacar a saludar a los mayorales de las ganaderías de Saltillo y Valdellán, que habían traído una magnífica y entretenida corrida de toros. Las prisas del público por abandonar la plaza no parecían justificarse sin el agradecimiento por el espectáculo.
Foto de Paloma Aguilar tomada de Del toro al infinito

Foto de Cahadalseño tomada de Extrapicurciela

Dos momento de la primera vara al bello Navarro-15 de Valdellán

No llenan la plaza estos desafíos ganaderos que son un deleite para los amantes de la corrida de toros en todos sus momentos, con toros que galopan al caballo y que luego dan una buena pelea en la muleta. No parece que ese sea el gusto del público que llena las plazas de toros en determinadas ocasiones, atraídos por el tirón de la figura de turno. Disfrutemos nosotros de estos llamados desafíos, que tienen su hueco en el negocio de la tauromaquia, como defensa de lo más interesante y auténtico de la corrida de toros, el dominio de la casta y la bravura del toro.
El bravo Horquillito-24 de Saltillo, 
que fatalmente picado volvió al público en contra de Venegas
Foto tomada de Plaza 1

Los toros de Saltillo más fuertes, recibieron mucha leña en el caballo y no siempre bien administrada, rematadamente mal en el caso del picador de Venegas, que hundió la valoración del público de su faena, con un toro que sacó nobleza y entrega después de la tremenda zurra en el caballo. Venegas que se ha quitado de su nombre artístico el José Carlos de otras temporadas, no sacó tampoco agua de su Valdellán.
Robleño toreó con verdad y belleza a Navarro-15 de Valdellán
Foto de Ana Escribano tomada de Toro, torero y afición

Robleño en su momento de madurez que hace tan agradable verle, estuvo serio con el complicado Saltillo y sacó gran toreo en el bello Valdellán, que había llamado tanto la atención en la previa de la corrida y que resultó bravo y bien picado. Una faena de gran intensidad malograda por la espada, en la que se agradeció que además de los recursos para andar con toros bravos y fuertes, se metiera en el terreno del toro para sacar las dos series de derechazos y la de naturales que fueron unos de los mejores momentos de la temporada por la conjunción toro y torero. Una vez más el arte de torear aparece en la verdad del dominio del toro, cuando el torero busca la expresividad de la composición de la figura, sin renunciar al sitio donde el riesgo es mayor. Ética y estética fundidas en el toreo.
Robleño está en un gran momento de madurez
Foto de Paloma Aguilar tomada de Del toro al infinito

Cristian Escribano se presentó con tantas ganas como carencias debido a su falta de oficio. Una estocada de riesgo al bravo Saltillo y una faena entonada y variada al noble Valdellán, forjaron la llave que intentará utilizar para que le abran puertas.
Cristian Escribano confirmó la alternativa en el desafío ganadero

Tres duros y bravos toros de Saltillo en la más completa de sus tres asistencias de esta temporada a Las Ventas y tres bravos y bellos de Valdellán que dieron una gran tarde de toros, hicieron un buen inicio de estos desafíos ganaderos de septiembre. Una gran fórmula para aficionados.

Los mayorales de Saltillo y Valdellán,
recibiendo los aplausos de los aficionados