jueves, 14 de diciembre de 2017

TERTULIA DE JORDÁN 2017. UN ESPACIO DE REFLEXIÓN SOBRE LA TAUROMAQUIA

El 2017 ha sido el 4º año en el que la Tertulia de Jordán, ha continuado abierta a la reflexión sobre la tauromaquia, desde el punto de vista de los aficionados que defienden la integridad de la corrida de toros y con diferentes representantes del mundo taurino que han expuesto su opinión, experiencia y reflexión acerca del momento actual.

Rafael García Garrido en la Tertulia de Jordán

El Fundi en la Tertulia de Jordán

Este es un resumen de los comentarios de sus invitados en 2017:
 
Javier Vázquez con el toro de Román Sorando 
con el que firmó una de las grandes faenas de Las Ventas,
el 31 de mayo de 1993 

Recorte de mi artículo en DIARIO 16
de la corrida de 31 de mayo de 1993

Javier Vázquez relata su historia taurina exenta de épica y dramatismo. Una historia urbana de un joven de los 80, lejos de los avatares por capeas y tapias propios de generaciones anteriores. Atraído por los toros desde los 10 ó 12 años, decide apuntarse en la escuela taurina de Madrid con 14 años. Afirma, con indisimulado orgullo, que su faena al Román Sorando el 31 de mayo de 1993, es una de las grandes faenas que se han hecho en la Plaza de Las Ventas, en lo que tiene razón. Se muestra preocupado por la situación de la tauromaquia en la sociedad, pues, dice: “Nos han quitado los toros de nuestra vida”, al quitarlos de la TV y dificultar su difusión entre la infancia y juventud, aparecen como algo extraño, algo que hay que ir a buscar.
 
Alcalde, el semental clonado por Victoriano del Río
Tomada de Espai Tauri

Beato-46 lidiado por Luis Francisco Esplá en su despedida de Madrid
el 5 de junio de 2009. Esplá cortó las dos orejas y el toro recibió la vuelta al ruedo
Foto de Juan Pelegrín

Victoriano del Río está encantado con el momento de su ganadería, que disputada por las figuras para las grandes ferias, está bien valorada por los aficionados, lo que la convierte en una “rara avis”. Cree que la bravura y casta de los toros debe ir acompasada a la capacidad de los lidiadores y que la bravura se puede aumentar, pero lo importante es la clase, que se ve en la capacidad del toro de alargar la embestida. La ganadería es tecnología, programas informáticos, inseminación artificial y ahí, Victoriano del Río dio un paso más, clonando al semental Alcalde, hijo de Aldeano, del que todavía tiene embriones congelados en Estados Unidos, que de haberlo podido llevar a cabo habría abierto un mundo insospechado para la tauromaquia. No es optimista respecto a las actividades de los antitaurinos y animalistas, pues cree que en gran parte responden a los intereses de las multinacionales de la alimentación de mascotas.
 
Toro de Vellosino con López Simón en Las Ventas 2015

Toro de Adolfo Martín en Las Ventas 2015
Fotos de Andrew Moore

Francisco Javier Jiménez Blanco, doctor en veterinaria, comentó su tesis acerca de la “Influencia de neurotransmisores como la serotonina y la dopamina en el comportamiento del toro de lidia” en la que viene a demostrar que dos neurotransmisores, los llamados serotonina y dopamina, están en relación inversa en el toro de lidia y si aumenta uno, disminuye el otro. El interés de ellos estriba en que a menor serotonina, mayor acometividad, es decir mayor casta y el nivel de serotonina es prácticamente constante a lo largo de la vida del toro, por lo que desde muy temprana edad se puede conocer la acometividad que tendrá cuando se lidie en la plaza. En sus estudios, los toros encastados en Domecq, Murube o Nuñez tienen menor acometividad (léase casta), que los encastados en Albaserrada, Contreras o Urcola, como sabemos de manera empírica cualquier aficionado.
 
El Fundi matando un toro de Miura en Arles el 25 de abril de 2011
Foto de Eduardo de la Cruz

Beatriz Badorrey, participante de la Tertulia de Jordán,
presenta a El Fundi en la clase magistral de la Escuela de Tauromaquia
realizada en la sala Antonio Bienvenida de Las Ventas el 25 de marzo de 2010

El Fundi, José Pedro Prados, rebosa vitalidad, pues el día que acude a la Tertulia de Jordán está preparándose para  la corrida que toreará el 25 de junio en Istres con toros de Juan Pedro Domecq junto a Enrique Ponce y Juan Bautista. “No queda tanto tiempo”, dice. Su carrera ha sido dura, forjada con las corridas más complicadas, que aunque son las más interesantes para muchos aficionados, como la mayoría de los de la Tertulia, no son las que preferiría haber toreado durante su carrera. Sin embargo estas corridas, que han forjado su carrera, no le dejan satisfecho, pues dice que el público es más intransigente, la crítica más dura y el dinero más corto, además de que los toros difícilmente permiten torear largo y rematado. Cree que ha tenido mucho sufrimiento sin recompensa durante casi veinte años. La complicada situación de la Escuela de Tauromaquia, tras los problemas causados por el Ayuntamiento de Madrid, ha provocado una discusión y ruptura con sus amigos y socios Joselito y José Luis Bote, quedándose El Fundi a cargo de la nueva Escuela José Cubero “Yiyo”.
 
Una olla pitadora. Así describió Luis Fernando Castro
las dificultades y singularidades de la cría del ganado bravo en Colombia
en presencia de César Rincón

Violentas protestas de los antitaurinos
en la reinauguración de la Santamaría en febrero de 2017, 
la plaza de toros de Bogotá clausurada arbitrariamente por un alcalde sectario

El maestro César Rincón nos presentó al ganadero colombiano Luis Fernando Castro, para hablar de la situación actual de la tauromaquia en Colombia que es muy complicada, por no decir desesperada. La cría de ganado bravo encuentra dificultades inéditas en Colombia, debidas tanto a una situación tropical como a la ubicación en tierras altas que modifican la morfología y el comportamiento del ganado bravo. Las dificultades de la importación de toros a Colombia han ido suavizándose gracias a la inseminación artificial, de la que Luis Fernando Castro es un pionero.  Cree que las figuras del toreo no han ayudado mucho en la reinauguración de la plaza de toros La Santamaría de Bogotá, pues hubo muchos problemas para conformar los carteles. Las agresiones a la tauromaquia en Colombia, estuvieron presentes en la conversación, pues el futuro no parece halagüeño porque si no hay una ley reguladora en el Congreso antes de dos años, las corridas de toros se prohibirán en 2019.
 
Los alcaldes de las siete ciudades taurinas más importantes de Francia
(Bayonne, Dax, Mont-de-Marsan, Vic Fezensac, Beziers, Nimer y Arles)
firman la Carta por la libertad y diversidad cultural

Suerte de varas en Ceret
Tomada de Dominguillos

François Zumbiehl aporta la experiencia francesa, basada en la defensa de las tradiciones, la conocida “excepción cultural” que su país defiende internacionalmente para mantener viva la cultura francesa en el mundo, sin que sea arrollada por la uniformidad extendida a través de los medios de comunicación, el cine y las cadenas de comida rápida americanas. Actualmente en las regiones taurinas francesa, la corrida de toros no está sometida a disensiones políticas, y los alcaldes de las principales ciudades taurinas francesas pertenecen a todo el espectro ideológico. Afirma que el aficionado francés tiene una conciencia de sufrir algún tipo de persecución o rechazo, pues ha tenido que defender en numerosas ocasiones la legalidad de la corrida desde el mismo siglo XIX, mientras en España nunca hasta ahora ha habido intentos serios de prohibición, aunque nunca haya faltado la contestación.
 
Toros en el campo antes de embarcar

Toros en los corrales de Las Ventas

Juan Carlos Carreño es el veedor de la empresa de la plaza de toros de Madrid, salvo para las ganaderías de Sevilla, Cádiz y Huelva matiza. Responsable por tanto de embarcar muchas de las corridas que vemos en la plaza. Afirma tener criterio de aficionado de Madrid a la hora de ver los toros y está orgulloso de ser el responsable de los toros de Ceret desde hace 30 años, por lo que recibió una medalla del Ayuntamiento de esa ciudad francesa, como reconocimiento a su labor. Cuando se le comenta que ha bajado el trapío de los toros en Madrid, aduce la falta de toros en el campo por las reducciones que llevaron a cabo los ganaderos. El toro de Madrid es singular, no tiene que ver con el de Bilbao o Pamplona y no hay muchas ganaderías que lo tengan.
 
Las Ventas tiene numerosas deficiencias constructivas, 
de mantenimiento y de cuidado del detalle

Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid
en un burladero de Las Ventas en 2017

Rafael García Garrido, Director General de Nautalia, la otra parte de la UTE de Plaza 1, la empresa gestora de Las Ventas. Los números de su oferta han sido discutidos en los corrillos, pero afirma que han sido positivos debido a tres factores principales: El aumento de 130.000 espectadores respecto al año anterior, la renegociación del canon de TV y la explotación con criterio empresarial de los llamados atípicos (bares, restaurantes, palcos VIPs…) Se muestra satisfecho de la campaña de publicidad que ha hecho a los toros estar presentes en Madrid y saca pecho por la temporada de Madrid, especialmente por la pretemporada y el mes de septiembre con la feria de otoño y los desafíos ganaderos, que han sido carteles para aficionados, pero cree que la feria de San Isidro se puede mejorar, aunque da por perdido el verano alegando el cambio de costumbres de ocio. La imagen que transmite es la de un empresario homologable en cualquier actividad económica, que tiene clara la gestión empresarial y que conoce la taurina lo suficiente para complementarse con un empresario del sector.
 
Finca "El Cortijillo" en Urda, Toledo

Jabatillo de Alcurrucén, lidiado por Sebastian Castella el 27 de mayo de 2015.
Vuelta al ruedo al toro y dos orejas para el matador
Fotos de Andrew Moore

Testigo privilegiado de los últimos 60 años de la fiesta, José Luis Lozano junto a sus hermanos no solo está en la historia de los toros, sino que es la historia de los toros. Cree que el público ha ido evolucionando hacia una mayor benevolencia con las figuras y más censura a los toreros modestos. Las figuras tienen actualmente una imagen que no varía apenas con los éxitos o la falta de ellos y por eso se pueden hacer los carteles de las ferias casi a principio de temporada. Eso no facilita la renovación de los carteles ni la aparición de nuevos valores. Su torero de referencia ha sido Domingo Ortega a quien tiene como el canon del toreo y afirma que Manolete era una grandísima figura pero que torear con la muleta retrasada no es torear. Ganadero, apoderado, empresario, ha recorrido los últimos sesenta años del toreo en el meollo del mismo y no se ha dedicado a otros negocios, tan habituales entre otros grandes empresarios taurinos, sino solamente a los toros.


Invitados en 2017



lunes, 4 de diciembre de 2017

TOREANDO EN LONDRES

La neblinosa Londres, London que le dicen allí, nos recibió en un fin de semana soleado en el que mezclamos la afición taurina y el turismo.
No es especialmente relevante ir un fin de semana a Londres en estas épocas de gran movilidad y facilidad de transporte aéreo, pero si lo es que ese fin de semana esté dedicado a hablar de toros con los aficionados británicos y el matador Curro Díaz que era el huésped de honor (guest of honour) como el torero más distinguido de la temporada para el Club Taurino of London en la comida de su 58 aniversario.
Banner del CTL con su lema:
Parar, templar, mandar, y siempre ¡cargando la suerte!

Curro Díaz y su esposa Rosario en el Oriental Club
junto a Mark Rayner, presidente del CTL y Andrew Moore, vicepresidente



Curro Díaz con algunos miembros del CTL

El presidente del CTL Mark Rayner
entrega a Curro Díaz la jarra de cerveza símbolo del club

Aficionados de solera, que se recorren la temporada española y francesa e incluso americana, desde hace muchos años, forman parte del Club, el más importante de lengua inglesa, que fue fundado en el lejano 1959 y se reunieron en un número cercano a las 150 personas en la comida ofrecida al premiado Curro Díaz en el Oriental Club el domingo 26 de noviembre.

Pancarta del CTL en la manifestación de Valencia

Biografía taurina de Diego Puerta,
escrita por Ivan Moseley, anterior presidente del CTL

La ocasión de combinar el turismo en Londres con la conversación taurina era demasiado tentadora como para dejarla pasar y allá que nos fuimos invitados a los actos por mi amigo Andrew Moore, vicepresidente del Club.
Curro Díaz, el protagonista del fin de semana, se reveló buen conversador, dispuesto a compartir sus experiencias y a transmitirlas con cierta gracia que resaltaba más su gran afición. Buen conocedor de los encastes, pues no en vano ha toreado de todos desde su confirmación de alternativa en Madrid con toros de Valverde en 2003, las conversaciones recorrían diferentes experiencias de los toros en la plaza y su apreciación en el campo.
Con Brian Harding en Carnaby Street,
 amigos desde que coincidimos en el Curso de Tauromaquia 
de la Universidad Complutense de Madrid en 1987

El relativo exotismo de hablar de toros en un pub de Belgravia, paseando por Carnaby Street o en la barra del Seafood bar de Harrods, no disminuye el rigor de la conversación, pues la afición británica conoce al dedillo la temporada desde Olivenza a Zaragoza, y tiene a Bilbao o Cèret como plazas fuertes, sin excluir Madrid y Sevilla como los principales focos de atracción, y de hecho en Madrid tiene lugar otra comida anual del Club, que los últimos años viene celebrándose en el hotel Wellington, tan taurino y con reminiscencias británicas.

El pub The Grenadier en Belgravia y el matador
Curro Díaz en la garita de la entrada



Charla taurina regada con cerveza del tiempo en el pub
mientras esperamos las Fish & chips y las salchichas...
 
... que finalmente llegaron
 
Una estupenda manera de pasear Londres, una interesante visita que combina pubs tradicionales, paseos turísticos, espectáculos artísticos, estancias en un exclusivo gentleman club, recorridos convencionales, compras en grandes almacenes y tiendas de fama internacional y todo ello salpicado de una conversación taurina, de verdaderos aficionados de gran conocimiento y amor por la fiesta, con un matador de toros que además de huésped, ilustró con su conocimiento y buena conversación numerosos aspectos de la vida taurina, entre los que no faltaron los recuerdos a los matadores Víctor Barrio, con quien Curro Díaz compartía cartel el día de su cornada mortal, e Iván Fandiño con quien le unía una buena amistad y en cuyo recuerdo puso su nombre a su hijo que nacería pocas semanas después.
 
 Curro Díaz ante Buckhingham Palace... 
 
... y en la célebre tienda Fortnum &   Mason
 

El imprescindible paseo por la Torre y el puente de Londres,
María Rosa con Brian Harding y su esposa Juanita

El típico taxi y las obras, dos elementos muy presentes en Londres

El agasajo al matador terminó, muy avanzada la tarde del domingo, con la interpretación de unas lentísimas verónicas de salón con el capote que los miembros del Club habían regalado a su secretario saliente, David Penton, y que Curro Díaz estrenó, regodeándose en la lentitud tan necesaria para la belleza del toreo y que no se puede expresar en la plaza dominando al toro, si antes no se siente en las manos.

 
 
 
Curro Díaz toreando a la verónica de salón
en la tertulia de la tarde tras la comida del CTL
en la que era el Guest of honour


Y todo eso en Londres!!!

Study of a bull de Francis Bacon 1991
Otra referencia taurina británica
 
 
Fotografías de Andrew Moore, Jacob Plieth y propias

viernes, 17 de noviembre de 2017

LOS TOREROS, AHORA, DURAN COMO LOS NOTARIOS. JOSÉ LUIS LOZANO EN LA TERTULIA DE JORDÁN

Testigo privilegiado de los últimos 60 años de la fiesta, José Luis Lozano junto a sus hermanos no está en la historia de los toros, sino que es la historia de los toros. Ha estado presente, como protagonista, desde los años 60 en todos los avatares, desde las guerrillas de El Cordobés y Palomo hasta sus recientes éxitos como ganadero de Alcurrucén, pasando por la gestión de la Plaza de Las Ventas en los gloriosos 90.
José Luis Lozano en la Tertulia de Jordán

Es inevitable hacer comparaciones con distintos momentos de la historia relativamente reciente, que va señalando con meticulosidad de buen conversador. En los años 50 y 60, las figuras venían a estar unos 5 años en la cabeza de cartel y luego se retiraban, por dos razones, dice: Porque en esos años se hacían ricos y porque los toros castigaban mucho. La novedad se premiaba en las taquillas y en los honorarios, pero por eso mismo se agotaba y era rápidamente sustituida. Ahora las figuras duran muchos años. Siempre ha habido excepciones como, por ejemplo Marcial Lalanda y por eso se decía: “Dura más que Marcial”.
Gran conversador

Tiene José Luis Lozano un semblante que marcado por los ojos vivos y brillantes aparece distendido y atento. Su voz ronca y leve, le ayuda a mantener la atención sobre sus palabras, pero no acapara el discurso, sino que lo dirige, lo ilumina y lo amplía. Su monumental conocimiento del mundillo taurino no excluye la picaresca, pero prefiere la historia que transcurre por los caminos más ortodoxos.

Cree que el público ha ido evolucionando hacia una mayor benevolencia con las figuras y más censura a los toreros modestos. Las figuras tienen actualmente una imagen que no varía apenas con los éxitos o la falta de ellos y por eso se pueden hacer los carteles de las ferias casi a principio de temporada. Eso no facilita la renovación de los carteles ni la aparición de nuevos valores.
Rafael Ortega, artífice del toreo puro, fue apoderado por los Lozano

Los Lozano, Pablo, Eduardo y José Luis han apoderado a Rafael Ortega, Curro Romero en su primera época, Palomo Linares, Manzanares padre o Espartaco entre muchos otros, además de los que ha llevado su cuarto hermano, Manolo, que ha sido siempre más independiente y que actualmente apodera a Morante. José Luis dice que los empresarios si apoderan a un torero tiene que ser uno grande, porque si no se ve metido en una maraña de compromisos que le dificultan su labor.
Domingo Ortega y Antonio Bienvenida en la película Tarde de toros

Su torero de referencia ha sido Domingo Ortega a quien tiene como el canon del toreo y afirma que Manolete era una grandísima figura pero que torear con la muleta retrasada no es torear. Deja ahí una jugosa sentencia que no se puede desarrollar cabalmente en el estrecho marco de una Tertulia, pero en la que coincide con la mayoría de sus asistentes.

Hace una distinción entre las figuras y los que mejor torean que no siempre son los mismos, distribuyendo los méritos entre ellos. Las figuras aguantan el peso y tirón de la temporada, mientras los que torean mejor son más propensos a espaciar sus actuaciones y asumir menos responsabilidades y pone como ejemplo a Luis Miguel y Ordóñez, pero cualquiera puede hacer las extrapolaciones a diversas épocas del toreo, incluida la actual.

Luis Miguel Dominguín y Antonio Ordóñez dando la vuelta al ruedo 
con Juan Pedro Domecq en la Malagueta el año 59, 
que Hemingway noveló como "El verano sangriento"

Aunque estaban en el ambiente taurino de toda la vida, pues ya su abuelo fue quien compró la ganadería del Duque de Veragua que después vendería al primer  Juan Pedro Domecq ganadero, su inicio como empresarios se debió a un ofrecimiento de Antonio Bienvenida, para organizar una corrida en Baeza junto con Pablo Lozano como matador. Se hicieron empresa para ello y vieron buenos resultados, después ya no han parado.
Dirigieron Madrid en la última época importante, los gloriosos 90, después de que Manolo Chopera pusiera Madrid en órbita en los 80 y antes de la decadencia de los Choperita. Impulsaron la transmisión de toda la feria por Canal+, bandearon el cambio político de la administración de la Comunidad de Madrid del PSOE al PP llevándose bien con ambos y no levantaron grandes polémicas con los aficionados, pues fueron los años de César Rincón, Joselito y Ponce y la fulgurante aparición de José Tomás, la última edad dorada del toreo. Da las cifras de espectadores que dejó en Las Ventas, que afirma superaban mucho a las que dejó Chopera.
Enrique Ponce y José Miguel Arroyo "Joselito"
en Las Ventas el 23 de mayo de 1996
en la conocida como "corrida de los quites"

La decadencia actual la nota, entre otras cosas en la práctica desaparición de los pequeños empresarios. La última asamblea de ANOET, dice, la celebramos en un salón del Wellington, pues éramos dos docenas, pero en los años 80 siendo presidente Chopera y José Luis Lozano vicepresidente, tuvieron que alquilar un teatro pues asistían más de trescientos empresarios. Estos pequeños empresarios debían de montar corridas del gusto de los espectadores y aficionados para defender su negocio, mientras que ahora entre dos docenas de empresarios hay menos competencia.
Finca "El Cortijillo" en Urda, Toledo

La ganadería de Alcurrucén y sus derivaciones de El Cortijillo y Hermanos Lozano, les han dado muchos éxitos y reconocimientos, pues está en las grandes ferias y no desagrada a los aficionados. Para él, Jabatillo, el toro que lidió Sebastián Castella en la feria del 2015, es el toro más bravo que ha visto. Podrá haberlos iguales pero no mejores, afirma rotundo. Al comentario que se le hace de que hay un Alcurrucén para figuras y otro, más encastado, más del gusto de los aficionados, dice que la ganadería es muy larga y que siempre apostar por un toro en concreto es complicado y tiene mucho margen de error. Afirma que las figuras torean su ganadería en Madrid o  en alguna gran feria, pero no les gusta para hacer la temporada. 
Jabatillo lidiado por Sebastian Castella el 27 de mayo de 2015.
Vuelta al ruedo al toro y dos orejas para el matador

La ganadería es muy larga, a pesar de que la han reducido por la crisis, acorde con todo el sector, suman entre los tres hierros casi 1.000 vacas de vientre, que opina es la mejor defensa para una ganadería, pues les permite mantener un núcleo estable y hacer variaciones buscando características. Lo que no le gustaría es ser un “ganadero minoritario” dice jugando con la definición tan en boga últimamente. La conocida reata de los “músicos” en la ganadería no es su preferida, a pesar de ser muy celebrada, dice que es muy larga y por eso salen muchos toros buenos, pero que sus familias preferidas son las de los “afanosos” y los “rompepuertas”, a las que, sin duda estaremos atentos cuando aparezcan.
José Luis Lozano firmando un recuerdo
para la Tertulia de Jordán

Ganadero, apoderado, empresario, ha recorrido los últimos sesenta años del toreo en el meollo del mismo. No se ha dedicado a otros negocios, tan habituales entre otros grandes empresarios taurinos, sino solamente a los toros. Sabe criticar con suavidad y contundencia y afirmar sus ideas con serenidad y claridad. Habla sin resguardarse, pero sabe callar cuando puede afectar a otros y no hay manera de que comente la controvertida situación de los actuales gestores de Las Ventas sobre la que tantos rumores han corrido teniéndoles, precisamente, a los Lozano como parte de ellos.
Una parte de la mejor historia del toreo ha pasado por la familia Lozano y una comida no da, ni mucho menos, para contarla, pero sí para hacer un repaso por algunos de sus principales hitos.

Fotografías de José Luis Lozano y su ganadería, de Andrew Moore