jueves, 22 de junio de 2017

RIAZA REMARCA SU PERSONALIDAD TAURINA

En los últimos días de San Isidro, la Peña Taurina de Riaza, repartió los folletos con los toros y novillos reseñados para las fiestas de final de verano. La elección por el Ayuntamiento de una corrida de Cebada Gago y la repetición de una novillada de Baltasar Ibán, confirma la decisión de su alcaldesa de que los toros sigan siendo un componente esencial de las fiestas de Riaza y con la elección de esas dos ganaderías sigue apostando por marcar su personalidad en la geografía de la tauromaquia.
Toros de la ganadería de Cebada Gago
reseñados para la corrida del 16 de septiembre

Novillos de la ganadería de Baltasar Ibán
reseñados para el 15 de septiembre

Dos ganaderías interesantes, ambas ausentes de este largo San isidro a despecho de las peticiones de los aficionados que siempre las incluyen entre sus favoritas, son aliciente suficiente para que Riaza tenga un hueco en el peregrinar de los que se recorren la geografía siguiendo las ganaderías con casta, que son las que mantienen el interés de la tauromaquia.
 La plaza de toros de Riaza instalada en la Plaza Mayor (año 2015)

La plaza de toros de Riaza instalada en la Plaza Mayor (antes de 1960)
Nótese la farola en el centro de la plaza

Pasada la prueba del año pasado en la que se lidiaron con éxito una corrida de toros de José Escolar y una novillada de Baltasar Ibán, este año se repite la novillada y se va hasta Cádiz para contratar la de Cebada Gago, ganadería de plaza fija en San Fermín, que pone el listón más alto del toro.
Víctor Barrio y Joselito Adame salen a hombros
en la corrida de 2015

Los mozos demuestran sus habilidades y valor
en las capeas de las fiestas
Foto de Andrew Moore

El encierro por la Gran Vía con los toros de la corrida
Foto de Andrew Moore

El año pasado, los seis novillos y los seis toros reseñados y anunciados de la misma forma de este año, fueron los finalmente lidiados. Todos sabemos la dificultad de mantener en la ganadería durante todo el verano la corrida reseñada, de la que siempre hay intereses cruzados en sacar toros para otros compromisos o remendarlos con sobrantes de otras corridas. La lidia de los doce toros y novillos reseñados es una prueba, y no menor, de la seriedad en la apuesta y en la gestión de la misma.
Víctor Barrio, tan unido a Riaza, toreando en la plaza Mayor


Carteles antiguos de fiestas de Riaza

Las corridas serán el 15 y 16 de septiembre, acabando el verano que todavía no ha empezado, y durante este tiempo se irán cerrando los carteles de novilleros y matadores, pero la seriedad y el rigor demostrados por la publicidad de lo contratado es una garantía de entusiasmo y buen hacer, tan necesarios en el mundo de los toros.

miércoles, 14 de junio de 2017

TODO LO QUE SEA SIMULACRO ACABA CON LA FIESTA. FRANÇOIS ZUMBIEHL


François Zumbiehl, aficionado francés, Vicepresidente y representante en España del Observatoire National des Cultures Taurines, la organización que defiende las corridas de toros en Francia, además de doctor en Antropología Cultural, ex-agregado cultural de la Embajada francesa en España y miembro de la Peña “Los de José y Juan”, es una voz autorizada, que acudió a la Tertulia de Jordán para hablar de la defensa de la tauromaquia, no sólo en Francia, sino también en España.
François Zumbiehl en la Tertulia de Jordán

Aporta la experiencia francesa, basada en la defensa de las tradiciones, la conocida “excepción cultural” que su país defiende internacionalmente para mantener viva la cultura francesa en el mundo, sin que sea arrollada por la uniformidad extendida a través de los medios de comunicación, el cine y las cadenas de comida rápida americanas.
François Zumbiehl desgrana con seguridad y rigor 
los argumentos en defensa de la corrida de toros

Esa misma “Excepción cultural” ha sido esgrimida para el reconocimiento de “La corrida” como parte del Patrimonio Cultural Inmaterial por parte del Estado francés. Y promueven la inscripción en la lista de la UNESCO.
La situación es distinta a la de España en múltiples aspectos, aunque hay elementos que merecen el intercambio de ideas para la defensa de la tauromaquia.
Suerte de varas en Dax

El reconocimiento legal como elemento de cultura hace que no pueda ser, en el momento actual, suprimido por la mera voluntad política.
Actualmente en las regiones taurinas francesa, la corrida de toros no está sometida a disensiones políticas, y los alcaldes de las principales ciudades taurinas francesa pertenecen a todo el espectro ideológico, incluso la actual Ministra de Cultura, Françoise Nissen, es propietaria de la editorial Actes sud, de Arles, y cercana a los círculos taurinos de la ciudad.
La ministra de Cultura de Francia
Françoise Nyssen, editora de Actes sud

La gestión directa de las plazas de toros por los ayuntamientos y la existencia de la Unión de ciudades taurinas francesas, permite la existencia de iniciativas políticas en defensa de las corridas de toros, incluso recientemente han firmado la Carta por la libertad y la diversidad cultural, junto a representantes de otros sectores amenazados por la ola animalista: Agricultores, ganaderos, cazadores o pescadores.
Los alcaldes de las siete ciudades taurinas más importantes de Francia
(Bayonne, Dax, Mont-de-Marsan, Vic Fezensac, Beziers, Nimer y Arles)
firman la Carta por la libertad y diversidad cultural

Esa misma gestión directa hace que la opinión de los aficionados deba ser tenida muy en cuenta para cuestiones importantes y no sólo decorativas. Así se ha conseguido dar valor a la suerte de varas, estableciendo un baremo de premios y una repetición de contratos, que también existe para los toreros y que tiene poco que ver con el “cambio de cromos”.

Como el aficionado francés es, generalmente, más dado a la lectura y reflexión taurina que el español, es más fácil defender la pureza de la fiesta, rechazando formas espúreas. La pureza del rito es lo único que puede justificar la persistencia de la corrida de toros, por eso los intentos de mistificación o adulteración son rechazados.
Suerte de varas en Ceret
Tomada de Dominguillos

En  general, afirma que el aficionado francés tiene una conciencia de sufrir algún tipo de persecución o rechazo, pues ha tenido que defender en numerosas ocasiones la legalidad de la corrida desde el mismo siglo XIX, mientras en España nunca hasta ahora ha habido intentos serios de prohibición, aunque nunca haya faltado la contestación.
La utilización de la tauromaquia como elemento de confrontación político y de enfrentamiento, especialmente en las Comunidades Autónomas con peso de los nacionalistas es un problema que no ocurre en Francia, debido a la tradición centralista, jacobina, dirá François con mayor precisión, del Estado francés.
François Zumbiehl firmando un recuerdo para la Tertulia de Jordán



La angustiosa situación de la tauromaquia en Colombia y la buena organización en Portugal, salieron en la conversación como ejemplos diferentes, también dimos un repaso a la reciente feria de San Isidro y, como no, a la actuación del nuevo gestor de Las Ventas, que aunque no eran objeto de la tertulia amenizaron una conversación enjundiosa, que abre muchos horizontes a la defensa de la tauromaquia.

Fotografías de François Zumbiehl de Andrew Moore

jueves, 8 de junio de 2017

TRIUNFO DE LOS SANTACOLOMA

La corrida escondida del abono, Rehuelga, que a muchos les sonaba como una ganadería exótica, siendo una de las partes en las que se dividió la de Joaquín Buendía. Con muchos claros en los tendidos, que este año se están notando más en las corridas toristas, asistimos a una casi impecable presentación, el casi es porque no se lidió completa la corrida, de cinqueños bien rematados, bien puestos de pitones y de volúmenes diferentes como es inevitable en una ganadería corta.

Liebre-20
Coquinero-10
Perlasnegras-22

Liebre se llamaba el quinto toro, con 647 Kg en la tablilla, que acudió con presteza y nobleza aunque sin excesiva fuerza, al caballo en las tres ocasiones en las que lo colocó Alberto Aguilar, quien a la postre le costó dominar al toro quizá por la cornada envainada que le produjo al tercer pase de muleta.


Las tres varas de Juan Carlos Sánchez a Liebre-20

Toros serios, con los que había que estar pendiente con los cinco sentidos, pues su nobleza se podía convertir en un problema en caso de descuido, pero que seguían la muleta sin problemas, en algún caso como el sexto, con extraordinaria calidad y en todos los casos con el interés de la casta que tanto echamos de menos en las corridas de las figuras. También el tercero fue notable, mientras que segundo y cuarto tuvieron interés suficiente para redondear una buena corrida. La vuelta al ruedo al quinto pareció premiar a toda la corrida en el toro que tomó tres varas, aunque como todas las decisiones presidenciales son erráticas y excesivamente caprichosas.

Alberto Aguilar con Liebre-20

Alberto Aguilar estuvo serio y capaz con el quinto, Pérez Mota demostró ser un torero preocupado por el trazo de los pases pero con limitaciones a la hora de mandar a los toros, y Robleño se llevó el peor lote.
Pérez Mota con Coquinero-10
Pérez Mota con Perlasnegras-22
Fernando Robleño con Callejero-11

En los tendidos nos felicitábamos con este reencuentro con la casta de una ganadería que difícilmente puede sacar una corrida para Madrid e hicimos extensiva dicha felicitación al mayoral de la ganadería con una cerrada ovación de la afición.
Liebre-20 pasa en la vuelta al ruedo delante de Rafael Buendía.
propietario de Rehuelga

Fotografías de Andrew Moore
Publicado en Opinión y Toros

miércoles, 7 de junio de 2017

PACO UREÑA, UNA FAENA PARA INTEGRISTAS

La corrida de Victorino proporcionó argumentos para dos aspectos de la tauromaquia. La tauromaquia del toro bravo, encastado, como Pastelero-20, que sigue la muleta pero intentando desbordar al torero, que sólo se entrega ante el dominio y que el dominio sólo se alcanza mediante el riesgo. La otra tauromaquia, la del toro noble, como Murmullo-75, que sigue la muleta sin poner en ningún aprieto al matador, siempre que este sea capaz de dominarle con oficio.

Pastelero-20 toro bravo y encastado, acometía con fiereza y nobleza


Murmullo-75, toro bravo y noble

Ureña firmó la tauromaquia del riesgo, de la entrega, de la decisión y de la grandeza. Ya demostró en un quite por gaoneras al noble segundo toro, que venía a por todas y frente a Pastelero-20 firmó una gran obra. Lo consintió en las dos primeras series por la derecha, perdiéndole pasos pero sin dejar el sitio bueno frente al toro en cada arrancada. Desengañado tras estas dos series, firmó otras dos de gran pureza y dominio, llevando al toro hasta donde su embestida permitía. Una serie de naturales podía haber dado paso a la preparación para la muerte, pero ahí Ureña quiso seguir toreando lo que alargó la faena innecesariamente y luego de una entrada entregada a matar que dejó una estocada algo tendida, el toro se tragó la muerte. Una gran faena que aunó la cabeza para dominar al toro con la entrega al riesgo de la embestida.



Paco Ureña, sometió la brava y fiera embestida de Pastelero-20

Talavante, que está en estado de gracia, sorteó al noble Murmullo-75 y lo toreó a placer, consiguiendo algunos naturales notables dentro de una faena clara y ordenada, no exenta de algún alegre artificio. Ve Talavante claro a los toros, lo ha demostrado en esta feria, pero le falta redondear una faena ante un toro de más casta que nobleza.


Alejandro Talavante toreó a placer al bravo y noble Murmullo-75


Dos aspectos de la tauromaquia, la faena de gusto y calidad ante el toro noble y la faena de decisión y dominio ante un toro encastado. Sin duda la preferencia de los integristas está con el toro encastado, que ofrece al tiempo, el riesgo y la gloria.
Buscaplebes-58 embistió con alegría al caballo en tres varas

Fotografías de Andrew Moore
Publicado en Opinión y toros

martes, 6 de junio de 2017

TRIUNFAR CON SU VERDAD

Triunfar en una corrida de toros no se puede medir sólo por el éxito cosechado, las ovaciones masivas, los despojos concedidos como premio por un público más o menos entusiasta e indocto. Triunfar es decir la verdad que uno tiene delante del toro que se la pide.

Rafaelillo sorteó los dos más peligrosos por fieros.
El parado Guindoso-22 y el agresivo Caracorta-10

Los toros de Dolores Aguirre pedían cosas complicadas y dispares. Listos por mansos, agresivos por encastados, fieros como el cuarto que intentó saltar las tablas en pos de Mellinas y embistió a oleadas a la muleta de Rafaelillo, la nobleza no estaba incluida entre sus cualidades, no digamos la docilidad imperante otras tardes.
Caracorta-10 derribó por los pechos al caballo de Esquivel
quién no ahorró, como sus compañeros, los puyazos traseros barrenando

Los picadores apuntaban a romper el espinazo, mucho detrás del morrillo y recargando y escarbando sin ninguna consideración hacia la casta del toro, ni a la dignidad de su profesión, para desgastar cuanto antes las fuerzas de los toros. El propio Esquivel que viene de picar triunfalmente en Vic-Fezensac con cuatro varas a otro Dolores Aguirre, mechó indiscriminadamente en dos entradas los lomos del fiero Caracorta.

Alberto Lamelas condujo las embestidas de Burgalés II-36
 y Burgalés I-21 al que sacó buenos pases por el pitón derecho

En los pensamientos de muchos, si hubiéramos conocido la condición del toro, hubiéramos deseado que le tocara a Rafaelillo en el sorteo, quien reúne la capacidad, destreza y decisión necesarias para dominar la fiereza desatada.

Gómez del Pilar sorteó el mejor lote
al que realizó sendas faenas con algún muletazo de mérito

Pero como sus hermanos, Caracorta, se cansaba pronto de embestir, y ni el oficio de Rafaelillo pudo hacer otra cosa que estar ahí, también se cansó el quinto de Lamelas que sólo obedecía por el pitón derecho o se aburrían los dos de Gómez del Pilar, el primero de los cuales, el más noble y flojo de la corrida, aguantó un poco más la faena plagada de derechazos, entre los cuales se incluyó alguno de mérito.
Vicente Yangüez "El Chano" recibe de Gómez del Pilar
el brindis de Burgalito-12, al que redondeó la mejor faena

Con la cabeza bien alta se fueron los tres matadores después de decir su verdad en una corrida complicada y por tanto entretenida. Rafaelillo  demostrando que donde otros se ahogan, él respira. Lamelas sin mengua de su valor y Gómez del Pilar en el inicio de una carrera que no estará exenta de toros complicados y a la que se enfrenta con armas demasiado mostrencas.
Los tres dijeron su verdad y eso, es triunfar. 


Fotografías de Andrew Moore
Publicado en Opinión y Toros