sábado, 17 de diciembre de 2016

TERTULIA DE JORDÁN 2016. UN ESPACIO DE REFLEXIÓN SOBRE LA TAUROMAQUIA (y II)

Acabo el resumen de la Tertulia de Jordán de este 2016 con los invitados tras San Isidro.
Rafaelillo, y su hermano y mozo de espadas Tomás,
en la Tertulia de Jordán el 23 de noviembre de 2016

Paco Ureña, para muchos aficionados el triunfador de San Isidro por su estilo de torear muy centrado con el toro, habla pausado, convencido de lo que dice, reflexivo. Rezuma sinceridad. “Asumo riesgos al torear porque sólo me interesa torear así”. Su manera de entender la tauromaquia está basada en el compromiso ascético con su profesión y la lidia del toro. Tiene optimismo, serenidad y confianza en el futuro, adonde parece dirigirse sin prisa, con paso firme y sin techo aparente, consciente de ser una esperanza para muchos aficionados gracias a su toreo de mucho compromiso y gran pureza.
Ureña con Ojibello-40 de El Torero,
 el 11 de mayo de 2016 en Las Ventas

Paco Ureña, reflexivo, 
en la Tertulia de Jordán el 23 de junio de 2016

Agustín Díaz Yanes cree que lo importante en los toros es la emoción y el toro de hoy proporciona pocas emociones. En los años 60 y 70, el toro se movía más, lo que provocaba mayor incertidumbre. El toro de ahora, es una verdadera tragedia para la tauromaquia, pues está criado para sustituir la emoción por el arte. Ha participado en numerosos actos en defensa de la tauromaquia a través del mundo del cine, la cultura, la política y la afición y es consciente de los muchos problemas y dificultades que la rodean. Cree que para defender la tauromaquia, debería crearse un organismo estable, financiado por empresarios, ganaderos y toreros, que estableciera una estrategia de comunicación y actuación política y social, a corto y medio plazo.

Agustín Díaz Yanes firmando un recuerdo para la 
Tertulia de Jordán el 28 de septiembre de 2016
 junto a Yolanda Fernández Fernández-Cuesta


Ganadora de 8 premios Goya de 10 nominaciones

Joao Folque de Mendoça, ganadero de Palha. Propietario de la segunda ganadería que más tiempo lleva en manos de la misma familia, después de Miura, habla con la seguridad de su posición histórica y a la vez con las maneras de un entusiasta de su obra. Cree que para mejorar las corridas de toros los elementos fundamentales son la casta y la competencia, aunque lo dice con el tono que se emplea para las cosas inalcanzables. Los toros deben tener las complicaciones propias de la casta y no le gustan las operaciones que aumentan la necesidad del manejo de los toros, No es, por tanto, partidario de las fundas.
Joao Folque firmando un recuerdo para
 la Tertulia de Jordán el 11 de octubre de 2016, 
junto a Rafael Cabrera

Saltillo II-592 de Palha llenando el ruedo de Las Ventas,
 el 16 de octubre de 2016,
con sus 535 Kg en la báscula 

Rafaelillo halagó con sus conceptos sobre la técnica del toreo el oído del aficionado. Hay que reunirse con el toro, dice, pues el toreo es de reunión, no de expulsión, afirma quien torea tantos toros que se ciñen al torero y que hay que mandar hacia afuera. El toreo fundamental es dando el medio pecho, que es el que te permite ligar las series, pero para dominar al toro hay que dar el paso adelante, no atrás. Sólo el toro dócil te permite dar el paso hacia atrás porque no se ciñe. Sabe que en los ruedos se pide que se toree con desmayo y relajo a los toros con los que se anuncia y eso es difícil, aunque también sabe que los aficionados valoran su esfuerzo y capacidad técnica.

Media verónica de añejo sabor a Baratillo-1
de Adolfo Martín el 4 de octubre de 2015 en Las Ventas

Rafaelillo con Beatriz Badorrey
en la Tertulia de Jordán, el 23 de noviembre de 2016

La Tertulia de Jordán está formada por:
Yolanda Fernández Fernández-Cuesta, Beatriz Badorrey, Rafael Cabrera, Ricardo Fuentes Carmona, Andrew Moore, Javier Sanz Berriategortua, Ángel González Jurado y Andrés de Miguel,
Se ha enriquecido durante el año 2016 con la participación de:
Paloma González del Valle, Pilar Vega de Anzo, Pepe Carlos Fernández-Villaverde, Georges Marcillac, Jesús Fernández Jiménez, Eduardo Gavin,

Los anteriores invitados fueron:
Juan Manuel Albendea fue el invitado 
de la 1ª Tertulia de Jordán el 12 de noviembre de 2013

Año 2014
Juan Manuel Albendea, presidente de la Comisión de Cultura del Congreso de los Diputados de España.
David Adalid, banderillero.
Manuel Martínez Erice “Choperita Chico”, empresario de Las Ventas.
José Escolar, ganadero.
César Rincón, matador de toros y actual ganadero.
César Rincón en la Tertulia de Jordán
 el 7 de abril de 2014

Antonio de Haro, ganadero mexicano.
André Viard, presidente del Observatoire National des Cultures Taurines y director de Tierras taurinas/Terres taurines.
Juan Villalón, Director Técnico del Libro genealógico de la Unión de Criadores de toros de lidia.
Eugenio de Mora, matador de toros.
Antonio Miura, ganadero.
Antonio Miura y su esposa
en la Tertulia de Jordán el 10 de diciembre de 2014

Año 2015
José Luis Bote, matador de toros y Director de la Escuela de Tauromaquia de Madrid “Marcial Lalanda”.
Julia Rivera, periodista.
Juan Mora, matador de toros.
El filósofo francés Francis Wolf
en la Tertulia de Jordán el 4 de junio de 2015

Francis Wolff, filósofo.
Iván Fandiño, matador de toros.
Miguel Cid Cebrián, presidente de la Asociación Taurina Parlamentaria

Fotografías de Andrew Moore (marcadas) y del autor


miércoles, 14 de diciembre de 2016

TERTULIA DE JORDÁN 2016. UN ESPACIO DE REFLEXIÓN SOBRE LA TAUROMAQUIA (I)

El tercer año de la Tertulia de Jordán ha consolidado un espacio de comentario y reflexión sobre la tauromaquia, donde se busca profundizar en el conocimiento y difusión de ese reducto de defensores de la integridad de la fiesta que son los aficionados. Este es un resumen de los comentarios de los invitados de este año 2016.
Juan Pedro Domecq en la Tertulia de Jordán 
el 3 de marzo de 2016


Luis Uranga, propietario de Pedraza de Yeltes cree que el toro debe dar espectáculo para los aficionados, con su movilidad y emoción. No confunde emoción con miedo, aunque el miedo esté casi siempre sobrevolando a los toreros, en la corrida de toros, la emoción la pone el toro con su embestida. Le gusta criar un toro para los tres tercios de la lidia, que quizá sea la piedra de toque de la regeneración de la tauromaquia.
Erala de Pedraza de Yeltes
en un tentadero

Luis Uranga, ganadero de Pedraza de Yeltes 
firmando un recuerdo para la Tertulia de Jordán
el 18 de enero de 2016

Tomás Entero, empresario que actualmente gestiona las plazas de Valdemorillo,  El Puerto de Santa María y La Coruña,  donde le ha pillado la marea, aunque, a su decir, ninguna está exenta de problemas. Cree que ha habido excesiva injerencia de los políticos en las adjudicaciones en Madrid y, quizás sea esa la razón por la que manifiesta no tener mucho interés en volver a presentarse y afirmó que la confluencia de las tareas de empresario, ganadero y apoderado en una persona, es el mayor problema para la regeneración del mundo de los toros.
Tomás Entero en la Tertulia de Jordán
el 22 de febrero de 2016

La plaza de toros de Valdemorillo
el 6 de febrero de 2016

Juan Pedro Domecq aportó un concepto poco usual y muy interesante, la imprevisibilidad del toro, que considera necesaria para que los toreros puedan demostrar su capacidad de lidiar, lo que mejora el espectáculo. En su concepto la suerte de varas tiene carácter instrumental, según afirma, pues los toros más bravos acaban desangrados en el caballo del picador, sin poder llegar con embestidas a la muleta. Se mostró convencido de la necesidad de defender la tauromaquia de los ataques actuales y cree que la Fundación del Toro de Lidia es una buena aportación para organizar dicha defensa. Negó el monoencaste por elevación, diciendo que no es que el 70% sea procedencia juanpedro, sino que el 95% es procedencia Vistahermosa.
Juan Pedro Domecq Morenés
con Yolanda F Fernández-Cuesta en 
la Tertulia de Jordán el 3 de marzo de 2016

Toro disecado del Duque de Veragua
en el Museo del Prado

Agustín Montes, ganadero de Montealto, comentó que la ganadería te pasas toda la vida haciéndola, con pruebas, errores y aciertos y cuando te quieres dar cuenta, se te han pasado los años y sigues probando e intentando mejorar. Sus toros son puro Domecq, pero arrean, pues el toro que le gusta tiene que tener casta, prefiere el toro con calidad, pero tiene que arrear. Comentó que en una reciente asamblea de la Unión, Victorino les convenció de que los ganaderos son la columna vertebral de la fiesta, que los toreros pasan y muchos empresarios también, pero que los ganaderos continúan durante generaciones, por lo que son quienes deben involucrarse más en la defensa de las corridas de toros.
Agustín Montes ganadero de Montealto
en la Tertulia de Jordán el 28 de abril de 2016

Lirio-4 de Montealto lidiado en Las Ventas 
el 1 de junio de 2014, picado por FJ Sánchez


Juan Manuel Roca Rey, ganadero peruano, torero sin alternativa, empresario de la plaza de Acho en Lima, que este año cumplirá su 250 aniversario y tío del torero del momento, Andrés Roca Rey. Nos habló de la tauromaquia en Perú y la diversidad entre la feria de Lima, del Señor de los Milagros, que se extiende por los domingos del mes de noviembre, un espectáculo elitista, caro y de raigambre en Lima, y los más de 400 festejos taurinos que se dan anualmente en Perú, la mayoría en pueblos, donde tiene una gran fortaleza popular que atribuye a herencia de la colonización española. Habló de su sobrino Andrés Roca Rey, de quien afirma que es un torero precoz, con una gran afición, dedicado al toreo desde su infancia, que dejó su casa y familia para venir a España dirigido por José Antonio Campuzano. Está contento con lo que ha conseguido por ahora y consciente de los vaivenes del negocio de la tauromaquia.
Juan Manuel Roca Rey en la Tertulia de Jordán 
el 16 de mayo de 2016

Andrés Roca Rey sale por la Puerta Grande de Las Ventas
el 13 de mayo de 2016

Paseillo en la Plaza de toros de Acho en Lima

(Cont.)

viernes, 25 de noviembre de 2016

RAFAELILLO. UNA TAUROMAQUIA AÑEJA EN LA TERTULIA DE JORDÁN

Rafaelillo habla del futuro en la Tertulia de Jordán. De su próxima temporada en Madrid que girará alrededor de las previstas dos corridas de Miura, de su toreo que ahora busca y encuentra el relajo, de su familia que tiene siempre presente.
Rafael Rubio "Rafaelillo" en la Tertulia de Jordán

Habla poco, aunque bien, de su apoderado Lionel Buisson del equipo de Simón Casas, nuevo empresario de Madrid. Tampoco se entretiene en el pasado, en su etapa de novillero con vitola de artista, en su inevitable travesía del desierto tras la alternativa, hasta que encuentra su asiento en las corridas llamadas duras, las de toros interesantes para el aficionado. 
Rafaelillo al natural con Pecador-14
de Adolfo Martín, el pasado 2 de octubre en Las Ventas

No tiene reproches, ni hace comparaciones. Sabe que en los ruedos se pide que se toree con desmayo y relajo a los toros con los que se anuncia y eso es difícil, aunque también sabe que los aficionados valoran su esfuerzo y capacidad técnica.
Media verónica de añejo sabor a Baratillo-1
de Adolfo Martín el 4 de octubre de 2015 en Las Ventas

En la técnica del toreo se explaya más y halaga con sus conceptos el oído del aficionado. Hay que reunirse con el toro, dice, pues el toreo es de reunión, no de expulsión, afirma quien torea tantos toros que se ciñen al torero y que hay que mandar hacia afuera. El toreo fundamental es dando el medio pecho, que es el que te permite ligar las series, pero para dominar al toro hay que dar el paso adelante, no atrás. Sólo el toro dócil te permite dar el paso hacia atrás porque no se ciñe. Habla de dominio, recortes, desplantes a los toros dominados. Sus palabras suenan a música celestial para aficionados integristas.
Rafaelillo acompaña sus palabras con sus gestos

No sólo lo dice, sino que lo hace y llevado de su entusiasmo al explicar sus conceptos del toreo, se levanta de la mesa y nos muestra cómo hay que ligar yendo hacia delante o como hay que cargar con todo el cuerpo hacia el toro en la media verónica. Habla del uso del pico como un recurso técnico necesario en contraposición a un abuso habitual.
Cogida de Rafaelillo por Injuriado-55 de Miura,
el 7 de junio de 2015 en Las Ventas

Las fotos ayudan también a explicar sus ideas. La de su cogida ilustra la listeza de los toros de casta.
Hablando de sus grandes faenas a los Miuras como la de 2015 a Ratón-66 en Valencia, o a Tabernero-17 en Madrid en 2016, ambas sin rematar con la espada, siendo un buen estoqueador, comenta que cree que le ha llegado un momento de madurez que le posibilita torear con gusto y relajo a toros encastados, aunque los nervios le aceleren y le impidan matar bien.


Vital, muy activo en sus conversaciones y movimientos, es capaz, sin embargo de transmitir serenidad con su semblante sonriente. Se ve en un momento de madurez personal y cree que eso se trasluce en su presencia en la plaza. Intenta administrar bien su carrera, a la que no le pide, como es tan habitual, salir de las corridas duras, sino mantener los recursos necesarios para torearlas despacio y bien, lo que es un placer para el aficionado.

Rafaelillo domina la fiereza de Tabernero-17 de Miura
el pasado 5 de junio en Las Ventas


Un hombre consciente, un torero cabal, un  matador que ha dado y está en el camino de dar buenas faenas, con esa mezcla de toreo añejo y quietud relajada, propia de la madurez, de quien pisa seguro su lugar en el mundo.
Rafaelillo dedica un recuerdo a la Tertulia de Jordán

Reportaje fotográfico de Andrew Moore

domingo, 20 de noviembre de 2016

BALTASAR IBÁN, UN DEPÓSITO DE CASTA

El suave golpeteo de las pezuñas sobre la arena se va convirtiendo en un movimiento rítmico, que rompe el silencio, conforme la vaca galopa hacia el indolente caballo de picar. Parar con la pica, dosificar el castigo y pedir que acuda el matador a sacarla. Una vez y otra, mecida por la concisa voz del mayoral, ¡Eeh, vaaaca!, Santanera realizará hasta cinco embestidas de lado a lado de la plaza, donde es llevada tras presurosa carrera para sacarla del peto y ponerla en suerte, sin apenas capotazos, por la experta mano de Luis Miguel Encabo. Ilustre nombre el de la vaca, de la misma reata que el primer toro con el que César Rincón abrió la puerta grande de Madrid en 1991 y del novillo indultado en Arnedo en 2011.

Santanera acude al caballo del mayoral Domingo González,
tras ser puesta en suerte por el matador Luis Miguel Encabo

 Cerca de treinta metros, me dice un compañero de ojo experto, tiene el ruedo de la plaza de tientas, lo que quiere decir que la vaca debe galopar veinte metros hasta el caballo donde recibirá su castigo. Así una y otra vez, hasta cinco veces una erala y cuatro la siguiente, un buen número que indica la búsqueda de la casta en la ganadería de Baltasar Ibán.

Santanera con Luis Miguel Encabo

La tienta es, como sabemos, una sencilla prueba de bravura donde los detalles son lo importante. La fijeza, señal imprescindible de la bravura, la entrega, la codicia, son vitales, como también lo son el tipo, la reata y en última instancia, esa cualidad indefinible que es el ojo de la ganadera basado en su experiencia y, también, en su esperanza.
La ganadera Cristina Moratiel dirige la tienta desde el palco,
donde la acompaña Jesús Fernández, presidente de la UATM

Por eso las sensaciones del silencioso espectador no son las mismas que en una corrida en la plaza, donde se demuestra el acierto en la selección de casta y bravura. Es una prueba a cara o cruz para la vaca, donde se juega, literalmente, la vida, pero aquí las variables que condicionarán la aprobación no están completamente a la vista. La mayor acometividad de una, la mayor entrega de otra, la fuerza, la notable resistencia, el castigo recibido, el contraste entre la experta mano del matador y los titubeos de los novilleros que entran en liza para foguearse, son detalles que se aprecian desde el discreto tendido sin que puedas asegurar la decisión final, que queda en manos de la ganadera y su mayoral, sopesando variables que el aficionado no llega a conocer en toda su extensión.  


Barbera acude al caballo y mete la cabeza 
embistiendo a las telas de Luis MIguel Encabo

La charla con la ganadera, al calor del sol de otoño, completará la interesante información, acerca de las diez familias existentes en la ganadería, los diez o doce sementales que están padreando, la renovación de las madres cercana al 10% por temporada, la esperanza en la cruza con sementales de Pedraza de Yeltes y la confianza en la casta como el fundamento de la vacada, son tan relevantes como algunas de las que se quedan en el tintero, pues no se puede abarcar una ganadería en una visita.



Un privilegio contemplar la ganadería de Baltasar Ibán, un depósito de casta a las puertas de Madrid, protegida por la mole del monte Abantos y a la vista del Monasterio de El Escorial. La visita organizada por la Unión de Abonados y Aficionados Taurinos de Madrid (UATM), consistió en la tienta de las eralas Santanera y Barbera y un paseo en tractor por el prado donde pastan los utreros que forman la camada de toros de saca del año próximo.



Las dichosas fundas, económicamente necesarias. Los hierros en el costado izquierdo, costumbre debida a la ubicación de la manga de los corrales que obliga a ello. Las capas salpicadas tan inusuales en la ganadería hace unos años. Curiosidades que entretienen la visita tanto como el soleado día y las bellas panorámicas visuales. El amable recibimiento realza el espectáculo de la casta, fundamento mismo de las corridas de toros, sin el que todo lo anterior carecería de sentido.

Camarín recibió numerosos premios en 2016

Alberto Aguilar con Camarín

Sartenero lidiado por Serafín Marín 
en San Isidro de 2015

Mejicano, otro toro de ilustre reata,
embiste al caballo de picar en 2014

Reportaje fotográfico de Andrew Moore