martes, 25 de noviembre de 2014

EL CONTROVERTIDO PUBLICO. X

J.M.S. El aficionado va desapareciendo poco a poco de las plazas para dejar su sitio al público ¿Qué piensa de él?



Rafaelillo en Valencia el 13-3-13  (Marca)
y Sevilla el 9-5-11 (ABC)
con toros de Miura

E.M.F. Pues me llama la atención que hable tanto en la plaza. Yo recuerdo que cuando mi familia iba a los toros, mi tío-abuelo y mi abuelo, Antonio y Eduardo, no hablaban casi nada durante la corrida. Lo más que decían cuando ocurría algo interesante para el ganadero, naturalmente ellos lo veían siempre bajo su punto de vista, era el siguiente diálogo sin dejar de mirar a la plaza. Se daban en el codo. "¿Te has fijao (sic), Antonio?", "Ojú ¡Vaya tela!", contestaba. Y nada más. Ese era todo su diálogo porque estaban atentos a la lidia y a sus más insignificantes detalles.

Declaraciones de Eduardo Miura Fernández en Miura, siglo y medio de casta (1842-1992). José María Sotomayor. Espasa Calpe. Madrid 1992 pag.387

2 comentarios:

  1. Por eso no entiendo a los que se pasan la corrida hablando de sus cosas y de lo bueno que está el bocata que les ha preparado su cuñada. Con lo difícil que es ver una corrida de toros, como para no poner los cinco sentidos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Debo reconocer querido Enrique, ahora que no me oye nadie, que yo soy un poco de esos. No estoy hablando de cualquier cosa, pero tampoco tengo una atención total. Soy un poco de impresiones, pero no me preguntes cuantos mantazos ha dado Fulano, ni si es verdad que después de la tercera serie de derechazos dóciles, el animal levantó la cabeza como queriendo decir que tenía genio. Procuro no perder la atención, pero no pongo esos cinco sentidos que ponéis los buenos aficionados (o aspirantes). Tengo una buena parte de público y otra de aficionado, pero procuro enmendarme. Otro abrazo para tí.

    ResponderEliminar