domingo, 31 de marzo de 2019

LOS HOMBRES Y LOS ANIMALES EN SU SITIO


José Manuel Errasti, profesor de Psicología de la Universidad de Oviedo, empezó su intervención contando, que en el marco de su actividad docente, a los alumnos que inician sus estudios en la Facultad, suele hacerles una batería de preguntas en cuestionario escrito, en la que hace una docena de años introdujo la siguiente pregunta: “En una corrida de toros, quien le gustaría que muriera: ¿el toro o el torero?”. Para su sorpresa, más de las dos terceras partes de los alumnos contestaron que el que les gustaría que muriera era el torero. Desde aquel primer año el porcentaje de alumnos que creen que el que debe morir es el torero, ha ido aumentando hasta situarse cerca del 90%.
La primera mesa del Simposio moderada por François Zumbiehl
en la Sala Europa del Senado de España

Brutal información que explica la deriva social, puesto que lo que indica es que lo que vale es la vida, y esta es igual en el caso de un animal que de una persona, y puesto que es la persona la que mata, debe ser castigada por su acción con la pérdida de su vida para que no quite otra. Hay muchas más implicaciones sociales terribles, como la importancia que se concede a los sentimientos como elemento juzgador que anula la reflexión y por ende la base de la organización social.
Carátula del programa que informa de los participantes 
en las 4 mesas redondas, una ponencia y la presentación

Esta era la primera intervención del I SIMPOSIO INTERNACIONAL Los hombres y los animales: Un debate de sociedad y una cuestión de derechos, que sobrevoló todas las intervenciones de la mañana en la Sala Europa del Senado de España. Algunas tan potentes como la del profesor Francis Wolf quien planteó como los animales son los nuevos sujetos de la liberación política en el siglo XXI, ocupando un lugar que en la última mitad del siglo pasado estuvo protagonizado por las minorías nacionales, los pueblos bajo dominación imperialista o los explotados en las sociedades industriales. Tesis que desarrolla en su último libro Tres utopías contemporáneas. Otras tan militantes como la del matador de toros André Viard, el gran defensor de las corridas de toros contra los movimientos abolicionistas y alguna tan interesante como la del profesor de la Universidad de Sevilla Juan Antonio Carrillo Donaire que pide la protección de las corridas de toros como hechos culturales de minorías, que tendría un encaje legal más amplio que la actual Ley de protección de la Tauromaquia.
En la pausa de la comida con François Zumbiehl
Foto de Muriel Feiner

El Simposio continuó en sesiones de tarde a las que no pude asistir y que prometían importantes intervenciones como la del periodista Rubén Amón, el catedrático de Filosofía Víctor Gómez Pin o el chef Mario Sandoval entre muchas otras.
En la entrada de la sala Europa con Javier Sanz
Foto de Juan Salazar

Interesante iniciativa este Simposio, presidido por el ex-senador del PSOE Miguel Cid Cebrián, que debería tener trascendencia mediática y continuidad, para seguir debatiendo y haciendo propuestas sociales, sobre una cuestión que no sólo afecta a las corridas de toros y a numerosas actividades con animales como la caza, las carreras de caballos o la misma tenencia de mascotas, sino a la propia alimentación y lo que es más importante, al futuro de las relaciones sociales. Además de ir sumando esfuerzos y voluntades, alguna tan importante como la Fundación Toro de Lidia, tan interesada en la defensa del sector taurino para el que ha puesto en marcha numerosas iniciativas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario