Ir al contenido principal

LA TAUROMAQUIA HAY QUE CONTARLA. BEATRIZ BADORREY EN LA TERTULIA DE JORDÁN


Beatriz Badorrey, profesora de Historia del Derecho en la UNED, universidad de la que es vicerrectora, hace un repaso de la relación entre los intentos de prohibir la tauromaquia y la defensa y supervivencia de la misma, entre los siglos XVI y XX, en su libro Taurinismo/Antitaurinismo. Un debate histórico.

Beatriz Badorrey en la Tertulia de Jordán

Es fundadora de la Tertulia de Jordán, a la que esta vez acudió como invitada, lo que es un orgullo para todos los que formamos parte de la misma, para comentarnos de manera distendida y coloquial los puntos más importantes de un debate histórico, que adquiere en nuestros días una virulencia que nos parece nunca vista, pero que quizá no es superior a la que hubo en otros momentos que llegaron a prohibir las corridas de toros.

Gran conocedora de dicho debate que estudió en su tesis doctoral publicada por el BOE con el título Otra historia de la Tauromaquia. Toros, derecho y sociedad (1235 – 1848), aporta en esta obra de divulgación un relato vivo de los sucesivos intentos de prohibición, en algunos casos exitosos, y los diferentes argumentos utilizados por los prohibicionistas.

 
Taurinismo/antitaurinismo. Un debate histórico
Editado por CÁTEDRA

La Iglesia católica, que considera que la vida pertenece a Dios y por tanto no se puede poner en peligro, llega a involucrar al papado para prohibir las corridas de toros a través de la bula de Pio V en 1567, da paso a argumentos de los ilustrados del siglo XVIII, que según la historiadora alcanzan un alto nivel de pensamiento y que llevará a las sucesivas prohibiciones borbónicas. La de Fernando VI, quien mandó construir la plaza de toros de Madrid en 1749, pero prohibió las corridas entre 1754 y 1759. La de Carlos III en 1785 y la de Carlos IV de 1805, que estará vigente hasta el reinado de José Bonaparte en 1808. 

Los argumentos religiosos dan paso a los ilustrados, que ven daño para la economía en el gasto de recursos, el daño personal de los participantes en las primitivas corridas de toros y la falta de dedicación al trabajo debido a la atracción festiva. Tampoco estos argumentos, que propician una discusión de gran nivel intelectual consiguen acabar con las corridas de toros aunque consigan su prohibición en breves períodos. El relevo prohibicionista lo tomarán las sociedades protectoras de animales, importadas de Gran Bretaña, la primera de ellas fundada en Cádiz, antecedentes de los movimientos animalistas actuales que toman su sustento intelectual de Peter Singer y cuyas embestidas mediáticas, y no sólo mediáticas, padecemos.

Beatriz Badorrey es Vicerrectora de la UNED
donde es profesora de Historia del Derecho

Recorre también las tendencias de las generaciones intelectuales del siglo XX, de las cuales la del 98 es antitaurina, mientras que la del 27 es profundamente taurófila, aunque en ninguno de los dos casos lo sean de manera homogénea, al igual que actualmente existe una fuerte división entre los intelectuales.

La historia muestra que la Tauromaquia ha tenido poderosos e influyentes detractores a lo largo de la historia, quienes curiosamente han coincidido en su erradicación o extirpación social como solución, como si les provocara un sentimiento tan irracional que les genera impulsos liberticidas, contradictorios en personajes, por otra parte, ilustres y defensores de la concordia y el avance social.

La tesis doctoral de Beatriz Badorrey
publicada por Ediciones del BOE

Las corridas de toros tienen unos valores universales que las hacen fácilmente comprensibles, como son la admiración hacia el héroe o la representación del enfrentamiento ante la naturaleza, quizá por eso nunca han fructificado las prohibiciones, pues ha sido la insistencia popular en la asistencia a las plazas de toros la que ha permitido dejarlas sin efecto.

La defensa de las corridas de toros es un sentimiento lícito pues en ellas se representa un drama ancestral, épico y ético, del cual cuida la reglamentación de las corridas para impedir el maltrato y el abuso sobre el animal.

Quizá por ello afirma Beatriz Badorrey que la Tauromaquia hay que contarla para que se conozca y explicarla para que se entienda y sus libros y actividades taurinas así lo demuestran.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL JULI DA EL TOPE DE SU TOREO EN MADRID

El Juli dio la medida del tope de su toreo con el quinto de La Quinta. Un toro que nunca se negó a embestir, si bien nunca fue claro, una faena de consentir al toro, aguantarle y tirar con suavidad para conseguir que siguiera la muleta en largos naturales en redondo. Gañafote-47 el toro de La Quinta con el que triunfó El Juli en Madrid, bien picado en dos varas por Barroso La mayoría de las grandes faenas de los toreros que no son de los denominados artistas se han hecho con toros ásperos, pues ahí es donde brillan sus cualidades. Eso no es ninguna novedad, la novedad es que lo hiciera El Juli quien siempre en Madrid se ha contentado con anunciarse con toros sin interés y cuando le ha salido un toro díscolo ha tirado por la calle del medio del dominio sin rematar con prestancia. Lo importante no es solo la colocación,  sino lo adecuado para tener el toro en la mano En su primer toro demostró que su toreo está falto de calidad expresiva para brillar con un toro noble. Con el toro si

TOREÓ COMO DICEN QUE NO SE PUEDE TOREAR. HOMENAJE A FERNANDO ROBLEÑO EN LA TERTULIA DE JORDÁN

Fernando Robleño es un torero para aficionados y  ha firmado en Madrid con el toro Camionero de José Escolar el 18 de septiembre, una faena con riesgo y belleza, pureza y enjundia, para muchos de los que la vieron, la mejor faena de la temporada ante poco más de 3.000 espectadores (5.658 según las cuentas de la empresa, que incluyen todos los abonados de temporada asistan o no). Homenaje de la Tertulia de Jordán a Fernando Robleño La Tertulia de Jordán hemos invitado, por segunda vez, a Fernando Robleño como homenaje a dicha faena y a su trayectoria. Sus anhelos, decepciones, ilusiones, esperanzas y temores ya los desgranó en enero de 2019, 47ª Tertulia de Jordán , cuando esperaba que su gran faena al toro Navarro de Valdellán, le abriera puertas que han estado tradicionalmente cerradas para él. La temporada 2019 sólo le trajo más contratos en Las Ventas, donde se anunció hasta 5 tardes, además de su inclusión en Pamplona. Tras la pandemia cesó la repercusión de la faena. Robleño c

LA FÁBRICA DE REDECILLAS. ISABEL LIPPERHEIDE EN LA TERTULIA DE JORDÁN

Isabel Lipperheide mantiene una gran herencia taurina, la de su madre Dolores Aguirre a quien acompañó desde la compra de su ganadería y que dirige desde su fallecimiento en 2013. Una ganadería singular por su origen, Atanasio y Conde de la Corte, por su comportamiento encastado y duro y por la valoración de muchos aficionados deseosos de verla en plazas de importancia. Habitual en Madrid, Pamplona, Bilbao y las plazas toristas francesas, este año está anunciada en Ceret y Bilbao. Una ganadería mediana que tiene 180 vacas lo que le da para lidiar poco más de 50 machos de diferentes edades cada año, antes de la pandemia, claro.  Isabel Lipperheide en la Tertulia de Jordán Tiene la ganadera una mirada inquieta en un semblante amable en el que predomina la atención, incluso la reflexión, que no se ve perturbada por sus movimientos pues apenas gesticula al hablar. Sabe lo que quiere de su ganadería y lo busca sin componendas: Toros duros, que embistan sin plegarse a la colaboración y que