viernes, 21 de abril de 2017

EN LAS CORRIDAS DURAS HAY MUCHO SUFRIMIENTO PARA ESCASA RECOMPENSA. EL FUNDI EN LA TERTULIA DE JORDÁN

El Fundi, José Pedro Prados, rebosa vitalidad, en la Tertulia de Jordán el pasado jueves 20 de abril. Está preparándose para  la corrida que toreará el 25 de junio en Istres con toros de Juan Pedro Domecq junto a Enrique Ponce y Juan Bautista. “No queda tanto tiempo”, dice.
El Fundi en la Tertulia de Jordán

Reaparecerá para esta única corrida, pero no le importaría ampliar sus actuaciones, aunque sabe de las dificultades, pues no en vano esta es una corrida singular preparada más como un homenaje a su trayectoria en Francia, que como prólogo de una temporada. Las condiciones de deferencia en el trato, elección de ganadería y prestaciones económicas son difíciles de repetir, pero no deja de traslucir una cierta añoranza por estar en los ruedos.
El Fundi , distendido en la Tertulia de Jordán

Su carrera ha sido dura, forjada con las corridas más complicadas, que aunque son las más interesantes para muchos aficionados, como la mayoría de los de la Tertulia, no son las que preferiría haber toreado durante su carrera.
Sacó la cabeza en Arles cortando tres orejas a una corrida de Miura en 1990, cuando llevaba tres años de alternativa en una carrera de incierta proyección. Nunca había toreado un miura antes y ni siquiera había tentado en dicha ganadería. Después de la corrida de Arles, le empezaron a contratar en Francia, donde tuvo un idilio con la afición. En Arles, pero también en Dax, Ceret o Vic-Fezensac, donde está considerado como el heredero de Ruiz Miguel en el afecto de los aficionados y en muchas otras plazas salpicadas por la geografía torista francesa. Miura y El Fundi han ido de la mano en Francia veinte años.
El Fundi matando un toro de Miura en Arles el 25 de abril de 2011
Foto de Eduardo de la Cruz

Sin embargo estas corridas, que han forjado su carrera, no le dejan satisfecho, en una queja que comparte con muchos otros matadores acostumbrados a figurar en los carteles de las corridas interesantes para los aficionados, pues dice que el público es más intransigente, la crítica más dura y el dinero más corto, además de que los toros difícilmente permiten torear largo y rematado. Cree que ha tenido mucho sufrimiento sin recompensa durante casi veinte años. Al final de su carrera consiguió un cierto equilibrio entre las exigencias de los toros, su comprensión por la crítica y el público y el reconocimiento por la profesión y los empresarios, aunque resultó truncado por su accidente al caerse de un caballo.
El Fundi expresa su carácter, aquí, socarrón

Yerno de José Escolar, a quien le tienta sus toros, comenta que si tuviera una ganadería propia, la elegiría entre el encaste Domecq, aunque reconoce que cuando ha toreado corridas de las reservadas para las figuras, ha estado sometido a una doble presión para demostrar que si podía a los toros exigentes, también podía torear con largura y gusto toros más dóciles o comerciales.
El Fundi  tienta, de picador, en la ganadería de José Escolar
Foto de Andrew Moore

Su familia es de aficionados al toro, en principio más al toro de las calles, incluso su hermana mayor tuvo una desafortunada cornada en los encierros de Fuenlabrada. El primer torero fue su hermano, Angel Luis, banderillero muy castigado por los toros. También otro hermano, David, es picador. Su madre no se pierde una corrida en la que toreen sus hijos para estar cerca de ellos.


Se ha sentido respetado y bien tratado en Sevilla donde casi sólo ha matado la corrida de Miura, salvo en su despedida que fue con Garcigrande. También por supuesto en Francia, pero ha mantenido una relación difícil con Madrid, que él atribuye a un enfrentamiento con la afición al principio de su carrera y que no ha logrado remontar hasta casi su retirada. Reconoce ser muy sensible al ambiente de la plaza, que en Madrid no ha sido muy favorable.
El Fundi en Madrid, el 20 de mayo de 2012,
un gran pase en una desagradable despedida de San Isidro
 que certificó el difícil entendimiento con Las Ventas

La complicada situación de la Escuela de Tauromaquia, tras los problemas causados por el Ayuntamiento de Madrid, ha provocado una discusión y ruptura con sus amigos y socios Joselito y José Luis Bote, quedándose El Fundi a cargo de la nueva Escuela José Cubero “Yiyo”
Beatriz Badorrey, participante de la Tertulia de Jordán,
presenta a El Fundi en la clase magistral de la Escuela de Tauromaquia
realizada en la sala Antonio Bienvenida de Las Ventas el 25 de marzo de 2010

No rehúye la discusión acerca de los criterios de los aficionados, desgrana sus argumentos y sentimientos con respeto y convencimiento. revestido de la autoridad de quien ha hecho su carrera entre miuras, palhas, doloresaguirres, victorinos, ibanes y otros hierros interesantes, pero sin pretensión de sentar cátedra, y afirma que prefiere la bravura de los toros de las ganaderías más comerciales, en las que, dice, también salen toros bravos y encastados.
El Fundi, argumentando con convicción

Al igual que una faena moderna, la tertulia se prolongó mucho, hasta casi la hora de volver a abrir el restaurante, pues siempre mantuvo el interés, porque en la tertulia al igual que en el toreo, lo importante no es dar pases, sino mantener la intensidad de la faena y rematarla bien. Como hizo El Fundi. Un maestro.



Fotos de la Tertulia de Andrew Moore

2 comentarios:

  1. YA nos gustaría saber el porqué de esa rotura con sus amigos y socios??.

    ResponderEliminar
  2. YA nos gustaría saber el porqué de esa rotura con sus amigos y socios??.

    ResponderEliminar