lunes, 25 de febrero de 2019

AGRADECIMIENTOS Y DIFUSIÓN


Quiero agradecer a todos los que se han interesado y alegrado conmigo por la condena a seis meses de cárcel por desórdenes públicos, de los dos antitaurinos que quisieron boicotear el acto del Aula Taurina del CEU y a consecuencia del cual me rompieron un hombro.
Desde la publicación en mi blog de la sentencia y, especialmente, gracias al trabajo de Javier Sanz que lo difundió por Twitter, la noticia recibió cientos de likes, más de un centenar de Retwitts y más de 3.000 entradas en mi blog Adiós Madrid, además de numerosas contestaciones personales de amigos en el mail o en Facebook, que bien sabéis que agradezco mucho a todos los interesados.
Este interés fue compartido por la prensa taurina que se fue haciendo eco de la noticia, quizá debido al movimiento captado en las redes sociales.

El mismo día del juicio El Cierre Digital sacaba un artículo previo El Cierre digital. Previo.
y al día siguiente publicó la noticia El Cierre digital, sólo por detrás del portal Pureza y Emoción.
El miércoles 20 el diario ABC publica la entrada de mi blog en su edición digital y el jueves 21 lo hace el diario La Razónademás de los portales Aplausos y Cultoro.
Se suman el viernes 22,  Opinión y Toros el portal con el que llevo colaborando desde su fundación y  Mundotoro
Prácticamente toda la prensa taurina además de numerosos blogs de aficionados lo comentan o difunden, la Fundación Toro de Lidia lo difunde en Twitter y el periodista de El Mundo Zabala de la Serna lo retwitteará también.
No hay, sin embargo ninguna reacción de los estamentos profesionales, un Retwt de la UNPBE y otro de la ganadería colombiana Las Ventas del Espíritu Santo del maestro César Rincón, que agradezco especialmente y de la ganadería segoviana Los Lastrones.
En la primera conferencia del Ciclo de Los de José y Juan, Andrés Amorós y François Zumbiehl con el título de La Tauromaquia en la encrucijada del siglo XXI reclamaban la necesidad de una organización conjunta de profesionales y aficionados para defender la corrida de toros de sus enemigos externos e internos, que tan buenos resultados ha dado en Francia.

Parece que haya sido la parte de los aficionados la que ha pensado, que esta primera condena por desórdenes públicos para los antitaurinos, tenía importancia para el futuro de la fiesta y por eso era importante su difusión, mientras que los estamentos profesionales no han considerado oportuno o necesario hacerlo.
Este juicio ha sido sólo un paso en la defensa de la corrida de toros, pero parecería que queda un largo camino a recorrer, para que los profesionales entiendan que los aficionados defendemos la tauromaquia, que además lo hacemos de una manera altruista y que no habrá futuro si no se implican en la defensa de los ataques violentos o mediáticos que sufren, sufrimos, los aficionados y el público que asiste a las corridas de toros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario