martes, 20 de septiembre de 2016

UN TERCIO DE BANDERILLAS POLÉMICO

Tras el encierro de los toros de José Escolar por las calles de Riaza, la mañana del pasado sábado 16 de septiembre, CortineroV-47, se emplazó en la plaza sin querer entrar en los corrales, lo que consiguieron los pastores, ayudados por los mozos, tras no pocos esfuerzos.
José Escolar se desespera al ver que no entra el toro a los corrales

Este toro provocó grandes discusiones en el apartado, protagonizadas especialmente por el apoderado de Román, matador a quién finalmente correspondió en el sorteo.
CortineroV-47 coge a César Fernández al poner el primer par de banderillas

A la salida del primer par de banderillas de CortineroV-47, que finalmente se lidió en sexto lugar, César Fernández resulto cogido y zarandeado por el toro de manera espectacularmente dramática, lo que agudizó las protestas de la cuadrilla, especialmente alterados por la cogida de cuyas consecuencias, que afortunadamente no fueron graves, nada se sabía. 

El toro persigue al banderillero y se ceba con él


La cuadrilla se lleva al banderillero a la enfermería

En esta situación el matador pidió el cambio de tercio y yo, como asesor, le sugerí al presidente que lo concediera, asumiendo la responsabilidad de dicho asesoramiento, con el convencimiento de que es preferible continuar una corrida que se estaba desarrollando con interés y tranquilidad, que provocar una prueba de fuerza por seguir la literalidad de la colocación de cuatro banderillas.
Román con CortineroV-47

Román inició la faena, que resultó de interés, con reposo, haciendo sonar la música, lo que  unido a las tranquilizadoras noticias que empezaron a llegar de la enfermería hizo que el lance no pasara de ser una anécdota, aunque con desagradables consecuencias para el banderillero que resultó cogido.

Parte médico de César Fernández Balien: Herida por asta de toro en el escroto, con trayectoria ascendente de 8 cm, sin evisceración testicular. Herida incisa de 5 cm en mano izquierda. Pronóstico grave. Trasladado al Hospital General de Segovia

Fotografías de Andrew Moore

No hay comentarios:

Publicar un comentario