domingo, 25 de enero de 2015

LA FIESTA SE DEFIENDE POR LA BRAVURA

Esta es la idea que guía a Carlos Aragón Cancela según expresó en la Tertulia de Jordán el pasado jueves 22 de enero. Propietario de la ganadería Flor de Jara, por compra en 2008 de uno de los tres lotes en los que se dividió la ganadería de Joaquín Buendía, el que ya entonces se denominaba Bucaré, como la finca madre de la ganadería. Se los llevó a pastar a fincas de Colmenar Viejo, tierra de toros. Enamorado de los santacoloma, de los que tenía una punta antes de la compra de Bucaré, se dedica a cuidar su ganadería y defender su encaste.


Carlos Aragón Cancela con los asistentes a la Tertulia de Jordán
Fotografía de Andrew Moore

Cree que el principal problema de sus toros para los toreros es la viveza y lo que aprenden, que no les puedes dudar ni andar con muchas pruebas y que hay que saber cuándo acabar las faenas, pues después de una fase de ascenso en la que entregan su bravura, tienen un descenso muy rápido y pueden deslucir una faena si no se sabe cortar a tiempo.


Toros de Flor de Jara en la nieve de la sierra madrileña
Fotografía de André Viard



Las escuelas de toreros las considera muy positivas y de hecho con su primo Luis, también matador de toros como él y su tío, han fundado y dirigen la de Colmenar Viejo y dice que es allí donde se les debe enseñar a los toreros, las maneras de enfrentarse a los comportamientos de los distintos encastes.



                                         Hierro de la ganadería Flor de Jara

Tiene unas 280 vacas y hasta una veintena de sementales, de los cuales ocho tienen un hato de vacas propio. Ganó la corrida concurso de la torista plaza de Vic-Fezensac en 2011 y afirma que los toros que ha seleccionado él, están saliendo mejores que los que había cuando compró la ganadería. Su camada, cree él, debe darle para sacar cuatro corridas anuales para plazas de 1ª, a pesar de ser toros de pequeño tamaño, junto a las correspondientes novilladas con y sin caballos.


Toros de Flor de Jara
Tomada de Encastes Bravos

Precisamente por el pequeño tamaño del encaste y sus pitones, defiende y utiliza las fundas. No hace inseminación artificial, de manera habitual, por su coste y la necesidad de aumentar el manejo de los toros, que ya es mucho debido a los saneamientos.

Flor de Jara: una reserva de Santa Coloma

Cárdeno de Flor de Jara
Tomada de Por el pitón derecho

Decidido en su manera de exponer sus ideas como lo era como torero, de los que algunos le recordamos especialmente toreando un victorino en San Isidro, con gran pureza, pero que lo mandó a la enfermería. Fiel a esa línea de toreo con pureza defiende que el torero que le gusta es Morante y al preguntarle por qué no torea Morante toros de su ganadería o de su encaste, afirma que no lo hace pero si quisiera podría con ellos, lo que viene a demostrar que la capacidad de ilusión, tan necesaria en la tauromaquia, no está ausente de su discurso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario