Ir al contenido principal

EL GRIFO DE LOS DISPARATES

Ferrera tiene sentido del espectáculo, también del taurino, y alterna el fuego de artificio intrascendente y demagógico, con el espectáculo taurino interesante y novedoso.

En la insípida corrida de Victorino el sábado 30 de abril en Sevilla, le tocó el toro que se movía. No eran propiamente embestidas bravas, sino desplazamientos de pajuna nobleza. Sintiose a gusto Ferrera y lejos de ahondar en el espectáculo taurino se deslizó por la falta de respeto a su profesión, a la plaza de toros e incluso al público, si bien este lo admitió de buena gana y lo jaleó con entusiasmo.

Abrió el grifo de los disparates con el brindis a un famoso futbolista, propagandista de los toros a quien sin saber muy bien el motivo, le animó e incluso forzó, a que saliera al rueda a recibir el brindis, sin que se vea la razón, más allá de faltar al respeto a la costumbre asentada y razonable, de que el ruedo, mientras está el toro sólo lo pisan los toreros o auxiliares. Lo peor no fue esa irreverencia irrespetuosa del torero, sino que no hubiera ni la sombra de una protesta en los tendidos.

Abierto el grifo de los disparates siguieron los vivas, que tanto abundan en las plazas de toros, en esta ocasión dedicados a Extremadura y España, gritos desprovistos de sentido y abundantemente coreados por los asistentes. La cosa siguió con una faena insulsa,  con Ferrera arqueado haciendo la V con la muleta, toreando con pases sin remate, suficientemente alejados del torero, que entre medias dejó algún pase despacioso, faena que fue rápidamente subrayada por la banda, colaborando en el descrédito de la plaza y la afición, ausente o ayuna de seriedad y respeto.

La peculiar estocada con la espada montada a diez metros del toro fue recibida con alborozo que provocó la petición de dos orejas. Para rematar el cuadro el puntillero de su cuadrilla cortó las orejas del toro de las que entregó una al matador sin que se supiera dónde estaban los alguacilillos, ni el motivo de la prisa de matador y cuadrilla para cortar la oreja, al estilo de los pueblos, para presionar al presidente con los gritos de los asistentes.

No le veo la culpa al futbolista que bastante hace con defender los toros, y que ya el día anterior había recibido un brindis de Diego Urdiales, pero ni entiendo el interés del matador, ni la falta de respeto a la liturgia de la corrida de toros, ni que la afición se desentienda de tales aspectos, ya que parece que el matador tiene la cabeza en otros temas.

El disparate del sábado tapó los comentarios de la pasmosa actuación de corte gallista que Morante regaló en su primer toro del día anterior. Una faena que, canónicamente, estuvo dispuesta en función de las condiciones del toro y que a su adecuada formulación se unió la inspiración del toreo antiguo. Revertina, según definen los que chanelan de esto, con el capote a una mano, el más habitual galleo al paso para poner el toro en suerte, la airosa verónica de manos altas, tan adecuada a las menguadas fuerzas del toro, el molinete gallista, más abierto que el habitual belmontino, el natural con remate arriba y marcando el giro amplio, el adorno para continuar la suerte y no solo para acabarla, en fin un repertorio de gran estética, de inusual concreción y de oportuna adecuación, que fue recibida por la afición con una frialdad que indica tanto desconocimiento como falta de sensibilidad.

De la pandemia decían que saldríamos mejores, por ahora lo que hemos salido es con más gusto por el disparate, más desprecio por la liturgia y menos criterio estético. Y esto, en Sevilla!!!

Comentarios

  1. El problema de la crónica es que tu lo ves desde tu criterio y también es tan respetable el de la gente que le dio su apoyo, no entiendo porque se tiene que criticar las cosas nuevas que se hacen siempre con toreria y seguramente sin ánimo de ofender a nadie. No estoy de acuerdo con tú crónica pero la respeto

    ResponderEliminar
  2. Por supuesto, Marcelino Navarro, que lo veo desde mi criterio ¿desde cual si no? Pero me parece sorprendente que, dejando aparte la calidad de su toreo, muy discutible esa tarde especialmente en el quinto toro (el de la discordia), te parezca que sacar al ruedo para brindar a un paisano sea una cuestión de torería y que cortar por el subalterno las orejas del toro y entregarlas sin esperar al alguacilillo sea una cosa nueva y torera. Más sorprendente aún es que exactamente eso fue lo que le pareció a la mayoría de los asistentes a la Maestranza, que es realmente el objeto de mi comentario. Gracias por respetar mi crónica, pero perrmíteme que añada: Faltaría más

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EL JULI DA EL TOPE DE SU TOREO EN MADRID

El Juli dio la medida del tope de su toreo con el quinto de La Quinta. Un toro que nunca se negó a embestir, si bien nunca fue claro, una faena de consentir al toro, aguantarle y tirar con suavidad para conseguir que siguiera la muleta en largos naturales en redondo. Gañafote-47 el toro de La Quinta con el que triunfó El Juli en Madrid, bien picado en dos varas por Barroso La mayoría de las grandes faenas de los toreros que no son de los denominados artistas se han hecho con toros ásperos, pues ahí es donde brillan sus cualidades. Eso no es ninguna novedad, la novedad es que lo hiciera El Juli quien siempre en Madrid se ha contentado con anunciarse con toros sin interés y cuando le ha salido un toro díscolo ha tirado por la calle del medio del dominio sin rematar con prestancia. Lo importante no es solo la colocación,  sino lo adecuado para tener el toro en la mano En su primer toro demostró que su toreo está falto de calidad expresiva para brillar con un toro noble. Con el toro si

TOREÓ COMO DICEN QUE NO SE PUEDE TOREAR. HOMENAJE A FERNANDO ROBLEÑO EN LA TERTULIA DE JORDÁN

Fernando Robleño es un torero para aficionados y  ha firmado en Madrid con el toro Camionero de José Escolar el 18 de septiembre, una faena con riesgo y belleza, pureza y enjundia, para muchos de los que la vieron, la mejor faena de la temporada ante poco más de 3.000 espectadores (5.658 según las cuentas de la empresa, que incluyen todos los abonados de temporada asistan o no). Homenaje de la Tertulia de Jordán a Fernando Robleño La Tertulia de Jordán hemos invitado, por segunda vez, a Fernando Robleño como homenaje a dicha faena y a su trayectoria. Sus anhelos, decepciones, ilusiones, esperanzas y temores ya los desgranó en enero de 2019, 47ª Tertulia de Jordán , cuando esperaba que su gran faena al toro Navarro de Valdellán, le abriera puertas que han estado tradicionalmente cerradas para él. La temporada 2019 sólo le trajo más contratos en Las Ventas, donde se anunció hasta 5 tardes, además de su inclusión en Pamplona. Tras la pandemia cesó la repercusión de la faena. Robleño c

LA FÁBRICA DE REDECILLAS. ISABEL LIPPERHEIDE EN LA TERTULIA DE JORDÁN

Isabel Lipperheide mantiene una gran herencia taurina, la de su madre Dolores Aguirre a quien acompañó desde la compra de su ganadería y que dirige desde su fallecimiento en 2013. Una ganadería singular por su origen, Atanasio y Conde de la Corte, por su comportamiento encastado y duro y por la valoración de muchos aficionados deseosos de verla en plazas de importancia. Habitual en Madrid, Pamplona, Bilbao y las plazas toristas francesas, este año está anunciada en Ceret y Bilbao. Una ganadería mediana que tiene 180 vacas lo que le da para lidiar poco más de 50 machos de diferentes edades cada año, antes de la pandemia, claro.  Isabel Lipperheide en la Tertulia de Jordán Tiene la ganadera una mirada inquieta en un semblante amable en el que predomina la atención, incluso la reflexión, que no se ve perturbada por sus movimientos pues apenas gesticula al hablar. Sabe lo que quiere de su ganadería y lo busca sin componendas: Toros duros, que embistan sin plegarse a la colaboración y que