Ir al contenido principal

EL MADRID DE FRASCUELO (y II). PASEOS POR EL MADRID TAURINO

Frascuelo, fiel a la costumbre de la época, tenía tertulia habitual en un café, en su caso el Imperial, en la esquina de Sol y Alcalá. Lugar con amplias perspectivas tras la reforma de la Puerta del Sol que acabó en 1860, y que derribó la iglesia del Buen Suceso, además de dar la forma actual a la plaza y levantar los edificios de su parte elíptica.


El chaflán de la Puerta del Sol,
entre las calles Alcalá y Carrera de San Jerónimo 
con el Café Imperial en 1892.
Tomada de Viejos cafés de Madrid

No dejaba de frecuentar otros cafés. Es célebre la comida que en 1875, en el punto álgido de su arte, en el Café Fornos, situado enfrente del Suizo, en la esquina de Alcalá y Peligros, Frascuelo dio al duque de Sesto, Ayala, Romero Robledo y Elduayen, todos ellos personajes relevantes de la Restauración, las fuerzas vivas del momento, que viene a significar una vuelta a la normalidad en el toreo después de la convulsa situación social que va desde La Gloriosa hasta la Restauración, lo que no dejó de procurarle críticas como estas coplillas publicadas en El Imparcial: Dio pases con gran salero/ y de verás le aplaudí,/ me gusta usted más así,/ que almorzando con Romero. Fornos recogía una vieja tradición de un café en dicha esquina, pues antes hubo uno llamado Europeo y antes aún el Café de las 4 Naciones, pero desde su inauguración en 1870, Fornos fue lo más chic de Madrid en su época.


Cartel con Lagartijo, Frascuelo y Angel Pastor
Tomado de Todocolección

No sólo frecuentaba los cafés, también era Frascuelo asiduo del Teatro Real, donde acudía vestido con su traje corto con botonadura de brillantes. Con frecuencia le acompañaba el que fue su banderillero, el posteriormente malogrado torero Angel Pastor. La ópera y los toros eran los dos espectáculos a los que asistía más público en el Madrid del último tercio del siglo XIX y además Frascuelo era gran amigo del tenor Gayarre, otro ídolo de la época.


Frascuelo vestido de corto
Tomada de La Alcazaba

Los toreros vestían habitualmente de corto, como vestimenta incluso de gala, pero tampoco desdeñaban la vestimenta de la época. F. Bleu (Félix Borrell Vidal), el gran aficionado integrista y ameno narrador que conoció el ambiente, madrileño y taurino, a fondo, desde la atalaya de su farmacia en la Puerta del Sol. Frascuelista declarado, comenta que en el Teatro Variedades de la calle Magdalena de Madrid vio a Frascuelo de levita y sombrero de copa, sin que lamentablemente quede constancia fotográfica del asunto y nos tengamos que conformar con su relato.  


Muletazo de Frascuelo a favor de la querencia en toriles 

en la corrida de El Gran Pensamiento

Desde la calle de Alcalá, Frascuelo se trasladó a la casa en la Plaza de Santo Domingo 18, esquina a Jacometrezo (curioso nombre que viene de la madrileñización de Giacomo di Trezzo, escultor italiano que Felipe II trajo a Madrid), sin duda a una casa más acorde con la modernidad de los tiempos. En esta casa residía el 13 de noviembre de 1887 cuando la grave cogida de Peluquero de Antonio Hernández en la corrida de El Gran Pensamiento.


Frascuelo perfilándose para matar a Peluquero,
después de recibir la grave cornada de este toro
Fotografía reproducida en la revista Sol y Sombra años después de la corrida.
Tomada de La fiesta prohibida

La cogida que ocurrió tras lo que ya era una larga carrera de matador de toros, le quitó facultades y como dijo en la enfermería tras la cornada: “Los toros dan esto porque no pueden dar otra cosa. Si dieran caramelos daría gusto torear, y para evitarlo no hay más que huir o cortarse la coleta.”


Portada de la edición de 1887 de 
Lagartijo y Frascuelo y su tiempo

Como no fue torero de huir, el 12 de mayo de 1890 se cortó la coleta tras matar al toro Regalón de la ganadería del Duque de Veragua en Madrid, ceremonia que Antonio Peña y Goñi relata con gran sentimiento, tras pasar la tarde en casa del diestro acompañando a la familia, en lugar de acudir a la plaza.


Féretro de Frascuelo que fue enterrado por 
El Chano, Baulero, El Moños, Jeromo, Pajarero y Tres Calés
en la sacramental de San Isidro

Tras su retirada de los ruedos, Frascuelo se fue a vivir a Torrelodones a la Finca Monte El Gasco, y montó un negocio de hostelería. Estando en unas labores camperas que se celebraban en Soto Gutiérrez, Frascuelo contrajo una grave pulmonía por la que le trasladaron a Madrid, a casa de una de sus hijas, en la calle Arenal, donde falleció el 8 de marzo de 1898. Una placa de mármol en la fachada de la casa le recuerda.


Tumba de Frascuelo
Cortesía de Juan Salazar



Publicado anteriormente:

Comentarios

Entradas populares de este blog

TOREÓ COMO DICEN QUE NO SE PUEDE TOREAR. HOMENAJE A FERNANDO ROBLEÑO EN LA TERTULIA DE JORDÁN

Fernando Robleño es un torero para aficionados y  ha firmado en Madrid con el toro Camionero de José Escolar el 18 de septiembre, una faena con riesgo y belleza, pureza y enjundia, para muchos de los que la vieron, la mejor faena de la temporada ante poco más de 3.000 espectadores (5.658 según las cuentas de la empresa, que incluyen todos los abonados de temporada asistan o no). Homenaje de la Tertulia de Jordán a Fernando Robleño La Tertulia de Jordán hemos invitado, por segunda vez, a Fernando Robleño como homenaje a dicha faena y a su trayectoria. Sus anhelos, decepciones, ilusiones, esperanzas y temores ya los desgranó en enero de 2019, 47ª Tertulia de Jordán , cuando esperaba que su gran faena al toro Navarro de Valdellán, le abriera puertas que han estado tradicionalmente cerradas para él. La temporada 2019 sólo le trajo más contratos en Las Ventas, donde se anunció hasta 5 tardes, además de su inclusión en Pamplona. Tras la pandemia cesó la repercusión de la faena. Robleño c

LA SUERTE DE VARAS HACE AFLORAR LA BRAVURA. ANTONIO PURROY EN LA TERTULIA DE JORDÁN

Catedrático de Producción animal de la Universidad Pública de Navarra, el toro bravo y todo lo que le rodea, está en su interés profesional y personal. La ola animalista con sus aristas teóricas, económicas y sociales son objeto de su atención, al igual que los procesos de selección de la bravura en los últimos siglos.  Animador de las Jornadas sobre el ganado de lidia y la Tauromaquia, en la Universidad Pública de Navarra, que van por la XI edición y que son un foro de análisis imprescindible para entender el toro bravo y su evolución. Antonio Purroy en la Tertulia de Jordán Gran conversador, a lo largo de la Tertulia salen diversos temas relacionados con la situación actual de la Tauromaquia, aunque ciñéndonos a los temas que han dirigido su actuación profesional y pública expresó su optimismo ante la atenuación de la ola animalista que cree que ha tocado techo, pues detecta una fatiga social ante las demandas animalistas. El crecimiento del movimiento antiespecista, término acuñad

EL JULI DA EL TOPE DE SU TOREO EN MADRID

El Juli dio la medida del tope de su toreo con el quinto de La Quinta. Un toro que nunca se negó a embestir, si bien nunca fue claro, una faena de consentir al toro, aguantarle y tirar con suavidad para conseguir que siguiera la muleta en largos naturales en redondo. Gañafote-47 el toro de La Quinta con el que triunfó El Juli en Madrid, bien picado en dos varas por Barroso La mayoría de las grandes faenas de los toreros que no son de los denominados artistas se han hecho con toros ásperos, pues ahí es donde brillan sus cualidades. Eso no es ninguna novedad, la novedad es que lo hiciera El Juli quien siempre en Madrid se ha contentado con anunciarse con toros sin interés y cuando le ha salido un toro díscolo ha tirado por la calle del medio del dominio sin rematar con prestancia. Lo importante no es solo la colocación,  sino lo adecuado para tener el toro en la mano En su primer toro demostró que su toreo está falto de calidad expresiva para brillar con un toro noble. Con el toro si