domingo, 31 de mayo de 2015

ADOLFO MARTÍN, UN MANANTIAL DE CASTA.

En el siglo XXI Adolfo Martín se ha llevado tres premios al toro más bravo de la feria de San Isidro y tiene un puesto destacado entre las ganaderías exigentes. Exigentes con la casta y con los toreros que se enfrentan a ellas e incluso con los aficionados que las valoran.

Adolfo Martín en la Tertulia de Jordán

Gran conversador, derrocha ilusión por su ganadería y, también por su sobrino, el novillero Martín Escudero, recientemente cogido en la novillada del 25 de mayo en Las Ventas, quien se está recuperando del fuerte golpe que se llevó.
Le gusta el toro encastado, tal y como le enseñó su padre, quien: “Sólo hablaba del toro”. Las exigencias del negocio hacen que además de cuidar al toro, tenga que atender a la rentabilidad de la ganadería y comenta con pena las vacas que ha tenido que mandar al matadero en estos años de crisis.

Una vaca en la ganadería

Afirma que su toro es de pequeño tamaño y peso, pero de gran trapío, pues es lo que corresponde a su encaste. Firme partidario de las fundas, pues “protegen la integridad del pitón del toro”, desgrana sus opiniones con rotundidad, sin dudas, como corresponde a una persona que lleva mucho tiempo dedicado a su actividad.

Adolfo Martín

No tiene problemas de consanguinidad y deja poco tiempo padreando a los sementales y no ve necesaria una cruza para refrescar sus toros, que no mejoraría su ganadería.
Cree complicado que se defienda la tauromaquia desde un organismo único que agrupe a profesionales y aficionados, pues hay muchos intereses particulares, aunque se manifiesta preocupado por el inmediato futuro, pues las corridas de toros van perdiendo espacio en la sociedad actual, aunque las fiestas populares están cada vez más vivas.

Comadrón,nº 53, ganadería Adolfo Martín,  
premio al toro más bravo 
en la corrida concurso de 19 de abril de 2009
Foto de Manón


Historias y anécdotas de sementales, tientas, toros lidiados, incluso las cornadas que un toro suyo le dio y que le tuvieron a las puertas de la muerte, van saliendo en una conversación distendida, en la que se proclama abiertamente partidario de las tertulias taurinas, pues: ”Es bueno hablar de toros”.


Fotos de Adolfo Martín realizadas por Andrew Moore

No hay comentarios:

Publicar un comentario