Ir al contenido principal

EL APUNTE DEL 29 DE MAYO. GACHE LAMENTABLE

(Gache: Festejo que se da en un pueblo, sin trascendencia, ni responsabilidad.)

Toros que no sujeta la cuadrilla, matadores que no los paran, entradas al caballo mientras este se dirige al sitio de picar, entradas al relance, picadores que encierran al toro entre las tablas y sus caballos y no son capaces ni de dar salida al toro, ni tan siquiera de mover el caballo, banderilleros que toman el olivo sin que los toros les persigan, enganchones múltiples y remates de capote por arriba. Un desastre de lidia sin paliativos.

¿Y los toros? Se supone que para semejante desastre serían poco menos que Barrabás. Pues no señor. Dejando aparte la presentación que en el caso del 3º y 5º era de plaza de pueblo (para un gache), con unos platanitos en lugar de sus respectivos pitones acordes con el volumen, el trapío de toros regordíos y acochinados y el peso de charolés, los toros no se comían a nadie o, al menos, no parecía esa su intención.

Castella sentado en el estribo

Para marcar el aire de la corrida después de un desbarajuste en la lidia del primer toro, Castella se sentó en el estribo y propinó al manso media docena de muletazos sin levantarse ni moverse, en el momento más emotivo de la tarde, donde dejó claro que el animal no era nadie en manos de un torero. 

Manzanares con Portillo, 642 Kg y cornicortísimo

Manzanares dio un sainete imperdonable en un gache de pueblo de mala muerte, lleno de dudas y vacilaciones y cuando se decidía perpetró unas series despegadísimas a las que los animales acudían con docilidad.

 
Talavante llevando con el pico a Fantasioso


Talavante tiene el santo de cara en Madrid, sus mínimos movimientos eran jaleados con entusiasmo y desde los tendidos surgían gritos de ánimo con su nombre de pila: “Bien Alejandro” o de censura “Tu también tienes la culpa, Alejandro” denotando una familiaridad, a buen seguro inexistente.  Pues “Alejandro” dio una muestra de que no es nadie sin su inspiración y así hizo una faena insulsa en medio del ruedo, llena de series llenos de pases por la derecha y por la izquierda, a pies juntos o a compás abierto, a suerte descargada siempre en el segundo pase y despegándose el toro en el primer pase cuando cargaba la suerte. Faena sin peso de Talavante en una tarde para olvidar, donde, y no es la primera vez, Las Ventas es un gache cuando vienen las figuras.

Fotos tomadas de Juan Pelegrín en Las Ventas.

Publicada en http://www.opinionytoros.com/noticias.php?Id=47101 con foto de Muriel Feiner

Comentarios

  1. Pero todavía quedan algunos analfabetos taurinos que a Manzanares y otras yerbas los llaman figuras, y poderosos. Ni han visto un toro bravo o manso con dificultades en el que tengan que leer la lidia que hay que darles, ni lo van a ver. Son la monofaena del monoencaste, Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu comentario Carlos, pero menos hablar y más venir a los toros

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EL PERÚ ES TAURINO. PABLO J. GÓMEZ DEBARBIERI EN LA TERTULIA DE JORDÁN

El Perú vive una efervescencia de las corridas de toros en la que se juntan las tradiciones y costumbres propias con la influencia de la rutilante figura Andrés Roca Rey. Pablo J. Gómez Debarbieri ejerce la crítica taurina en el diario EL COMERCIO de Lima, diario de referencia en el país y desde sus páginas sigue y difunde la actividad taurina en su artículo semanal y se mantiene en contacto con numerosos aficionados y profesionales del Perú y del mundo taurino. Pablo J. Gómez Debarbieri, cronista taurino de EL COMERCIO de Lima en la Tertulia de Jordán Además de la célebre plaza de Acho donde se desarrolla la feria del Señor de los Milagros que concede a su triunfador el preciado Escapulario de oro, el Perú cuenta con 564 plazas de toros, más de la mitad hechas de fábrica de albañilería y el resto portátiles o artesanales en 561 ciudades taurinas, repartidas en 17 de las 24 regiones del país y donde se han dado más de 700 corridas. Tiene 48 ganaderías bravas de toros de lidia y has

ADIÓS A EL JULI

Parece que haya que decir algo de la despedida de El Juli. Es como una pregunta insoslayable del estilo de ¿Dónde estabas el 11S? o para los de mi generación ¿Qué hacías el 23 F? Una especie de juego que supuestamente define la personalidad. El Juli ovacionado por el público de Las Ventas Personalmente nunca me interesó El Juli, probablemente porque nunca le ví torear bien, nunca me sorprendió y siempre me pareció ayuno de elegancia, cualidad que junto al valor, entiendo imprescindible para un matador de toros. Ví poco a El Juli de novillero, apenas una vez en la cubierta de Leganés donde en contra de quien me afirmaba que templaba muy bien los toros, le comenté que creía que eso era correr bien la mano, cualidad que si le aprecié. Otra vez en El Espinar me pareció un novillero listo, lo que es más bien un halago envenenado. No me movieron estas experiencias a quedarme en Madrid para su novillada en solitario, que según escuché por la radio remontó con la faena al quinto, Afanes de A

POTENCIAR LA SUERTE DE VARAS ES CRUCIAL PARA EL FUTURO DE LA CORRIDA DE TOROS.

Atraídos por el anuncio, finalmente frustrado, de la presencia de Morante en la prueba de nuevos útiles para la lidia, numerosos aficionados nos desplazamos el lunes 6 de marzo hasta Alba de Tormes, para asistir a la presentación de nuevas puyas, banderillas, punzón de divisa, estoque, descabello, puntillas y hasta un acolchado para el estribo derecho del caballo de picar, incluida dentro del seminario “Hacia un nuevo Reglamento taurino en Castilla y León” La presentación vino acompañada de unas ponencias y comentarios de biólogos, veterinarios, y el impulsor de los nuevos útiles, el matador Manolo Sales, presentados por el catedrático Antonio Purroy y con un saludo de Victorino Martín como ganadero y presidente de la FTL. La salsa del evento para los profanos, era el ensayo de dichas nuevas herramientas en una prueba práctica con seis toros a cargo de López Chaves, El Capea y Javier Cortés, quien sustituyó al anunciado Morante. Probar nuevas puyas es manifiestamente necesario para