domingo, 31 de marzo de 2019

LOS HOMBRES Y LOS ANIMALES EN SU SITIO


José Manuel Errasti, profesor de Psicología de la Universidad de Oviedo, empezó su intervención contando, que en el marco de su actividad docente, a los alumnos que inician sus estudios en la Facultad, suele hacerles una batería de preguntas en cuestionario escrito, en la que hace una docena de años introdujo la siguiente pregunta: “En una corrida de toros, quien le gustaría que muriera: ¿el toro o el torero?”. Para su sorpresa, más de las dos terceras partes de los alumnos contestaron que el que les gustaría que muriera era el torero. Desde aquel primer año el porcentaje de alumnos que creen que el que debe morir es el torero, ha ido aumentando hasta situarse cerca del 90%.
La primera mesa del Simposio moderada por François Zumbiehl
en la Sala Europa del Senado de España

Brutal información que explica la deriva social, puesto que lo que indica es que lo que vale es la vida, y esta es igual en el caso de un animal que de una persona, y puesto que es la persona la que mata, debe ser castigada por su acción con la pérdida de su vida para que no quite otra. Hay muchas más implicaciones sociales terribles, como la importancia que se concede a los sentimientos como elemento juzgador que anula la reflexión y por ende la base de la organización social.
Carátula del programa que informa de los participantes 
en las 4 mesas redondas, una ponencia y la presentación

Esta era la primera intervención del I SIMPOSIO INTERNACIONAL Los hombres y los animales: Un debate de sociedad y una cuestión de derechos, que sobrevoló todas las intervenciones de la mañana en la Sala Europa del Senado de España. Algunas tan potentes como la del profesor Francis Wolf quien planteó como los animales son los nuevos sujetos de la liberación política en el siglo XXI, ocupando un lugar que en la última mitad del siglo pasado estuvo protagonizado por las minorías nacionales, los pueblos bajo dominación imperialista o los explotados en las sociedades industriales. Tesis que desarrolla en su último libro Tres utopías contemporáneas. Otras tan militantes como la del matador de toros André Viard, el gran defensor de las corridas de toros contra los movimientos abolicionistas y alguna tan interesante como la del profesor de la Universidad de Sevilla Juan Antonio Carrillo Donaire que pide la protección de las corridas de toros como hechos culturales de minorías, que tendría un encaje legal más amplio que la actual Ley de protección de la Tauromaquia.
En la pausa de la comida con François Zumbiehl
Foto de Muriel Feiner

El Simposio continuó en sesiones de tarde a las que no pude asistir y que prometían importantes intervenciones como la del periodista Rubén Amón, el catedrático de Filosofía Víctor Gómez Pin o el chef Mario Sandoval entre muchas otras.
En la entrada de la sala Europa con Javier Sanz
Foto de Juan Salazar

Interesante iniciativa este Simposio, presidido por el ex-senador del PSOE Miguel Cid Cebrián, que debería tener trascendencia mediática y continuidad, para seguir debatiendo y haciendo propuestas sociales, sobre una cuestión que no sólo afecta a las corridas de toros y a numerosas actividades con animales como la caza, las carreras de caballos o la misma tenencia de mascotas, sino a la propia alimentación y lo que es más importante, al futuro de las relaciones sociales. Además de ir sumando esfuerzos y voluntades, alguna tan importante como la Fundación Toro de Lidia, tan interesada en la defensa del sector taurino para el que ha puesto en marcha numerosas iniciativas.

lunes, 25 de marzo de 2019

HAY QUE DAR LA BATALLA DE LA FORMACIÓN Y DE LA INFORMACIÓN. ADOLFO RODRÍGUEZ MONTESINOS EN LA TERTULIA DE JORDÁN


Un hombre de conocimiento, polifacético. Adolfo Rodríguez Montesinos es doctor en veterinaria y profesor de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Alfonso X el Sabio. Periodista, ha trabajado en RNE donde dirigió el informativo 24 horas y el programa taurino Clarín. Ganadero, ha sido Secretario técnico del Libro genealógico de la raza de lidia y tiene una pequeña ganadería de encaste santacoloma que lidia generalmente de erales.
Adolfo Rodríguez Montesinos en la Tertulia de Jordán

Su curriculum es más amplio y desborda los límites de la reseña de una charla en la que se habló de estos temas y más.
Preocupado por la situación actual de las corridas de toros hace énfasis en la batalla social de la formación y la información sobre la corrida de toros. Muy cercano a los jóvenes a través de la Facultad, vive los problemas del desconocimiento, la falta de información y el posicionamiento ideológico en contra de la corrida de toros, por parte de las generaciones jóvenes, especialmente preocupante en el ámbito de los profesionales veterinarios, donde se han llegado a denunciar visitas académicas a herraderos de toros bravos como maltrato animal.


Adolfo Rodríguez Montesinos defiende
el toro de lidia, como veterinario, periodista y ganadero

Gran conversador va desgranando sus opiniones sin dejar grandes titulares sino siguiendo el hilo de la charla en la que va expresando, por ejemplo, que no es muy aficionado a la tauromaquia de los festejos populares, de la que reconoce su auge y la importancia que tiene para las cuentas de muchas ganaderías.
Cree que es necesario ordenar ciertos aspectos del final de la lidia, alrededor de la muerte del toro, no tanto por eliminar partes cruentas, como por quitar importancia a los aspectos no taurinos, como son el descabello y la puntilla.
Toro de su ganadería de encaste santacoloma
Foto de Josemi, tomada de Toro, torero y afición 

La información taurina se ve reducida al ámbito de los aficionados y los medios especializados, siendo difícil unirse a los medios generalistas donde va perdiendo espacio. La televisión, como sabemos, no da apenas información taurina. Por ello cree que hay que dar la batalla, no sólo de la formación para interesar a jóvenes aficionados, sino de la información a la sociedad en general que no se desvincule de las corridas de toros.

Tiene varios libros publicados acerca del toro de lidia

Su ganadería es de origen puro de santacoloma a través de Joaquín Buendía y ha refrescado y mejorado con Flor de Jara, el hierro de Carlos Aragón Cancela que compró una parte de Buendía con el nombre de Bucaré. Es por tanto partidario de una ganadería encastada, con la que dice que no solamente se aporta mayor emoción a la lidia, sino que se selecciona mejor a los aspirantes a toreros. Pone el ejemplo de las oposiciones como método de selección de novilleros, pues, razona, los que superan la prueba de una ganadería más complicada, tienen más posibilidades de continuar el aprendizaje necesario con éxito.
Firmando un recuerdo para la Tertulia de Jordán

Para los que creemos que hablar de toros es una obligación además de un placer para los aficionados, la charla erudita y distendida de Adolfo Rodríguez Montesinos es un ejemplo de cómo tratar los grandes temas y problemas de la tauromaquia con conocimiento, rigor y serenidad.

Fotos de Andrew Moore