domingo, 30 de junio de 2019

FERNANDO ÁLVAREZ ELIGIÓ SANTACOLOMA PARA VALDELLÁN PORQUE ES AFICIONADO. JESUS MARTÍNEZ EN LA TERTULIA DE JORDÁN


Jesús Martínez es el representante de la ganadería de Valdellán, propiedad de Fernando Álvarez, que se ha hecho un hueco en las preferencias de los aficionados desde su presentación en Madrid en el desafío ganadero del 9 de septiembre de 2018 junto a la ganadería de Saltillo.
Jesús Martínez Pinilla, representante de la ganadería de Valdellán
 en la Tertulia de Jordán

La ganadería se creó en este siglo XXI, comprando los derechos del hierro de “El Castrillón” y reses de santacoloma de Hoyo de la Gitana y Pilar Población. Lo que resulta muy poco tiempo para tener una ganadería tan exitosa, comparado con otras ganaderías interesantes.
Resalta Jesús Martínez la labor del ganadero como aficionado, dedicándose a un encaste que no es el favorito de las figuras y que no ofrece los posibles réditos sociales de las ganaderías de encaste domecq, que entran con rapidez en el circuito de ferias con toreros de cartel.
El bravo Carasucia-14

Tratan a los toros con la menor exposición posible al manejo humano, que apaga la casta. Por eso no son partidarios de las fundas e incluso el tratamiento de los animales se hace con los protocolos que se utilizan en la reservas de la sabana africana, para limitar, en lo posible, la exposición a la relación con personas.
Jesús Martínez afirma que el propietario de Valdellán,
Fernando Álvarez eligió santacoloma porque es aficionado

Ayuda a ello la propia característica de la finca, aislada de caminos y carreteras que no la atraviesan, ni generan servidumbres y que tiene un tamaño respetable, unas 500 Ha. Una finca en la provincia de León, perteneciente a un monasterio cisterciense desde el siglo XIII, que tras la desamortización pasó a manos privadas.

La Dehesa de Valdellán está en Sahagún

Los resultados son muy buenos para una ganadería reciente y más bien pequeña, unas 160 vacas, y además del interés de la corrida del desafío en la que Navarro-15, al que Fernando Robleño hizo una gran faena, se llevó premios al mejor toro de la temporada, también lidió al bravo Montañes-17 y en su presentación en San Isidro el 11 de junio de este año, el bravo Carasucia-14 ha sido el premiado por los sectores integristas en esta estimulante feria.
Robleño con Navarro-15 de Valdellán
Foto de Ana Escribano



Jesús Martínez cuenta la historia de la ganadería como una acumulación de experiencias en la que el aprendizaje lo han realizado sobre la marcha, con dedicación y criterio y en la que el futuro lo están escribiendo con pulso firme.
Cristian Escribano con Carasucia-14

Los diversos avatares como los problemas sanitarios que les hicieron rehacer gran parte de la ganadería a poco de sus adquisición, o medioambientales como la presencia del lobo debido a su cercanía con los Picos de Europa, se unen con la alegría de los toros lidiados en Madrid o el buen ambiente en las localidades toristas francesas, como Parentis cuya feria de novilladas destacan como la más interesante o Vic donde lidiaron el primer toro destacado en una corrida  de éxito.
Primer gran éxito de la ganadería de Valdellán
en la feria de Vic Fezensac en 2015

Una conversación tranquila y enjundiosa entre aficionados tras este San Isidro lleno de alegrías, buenos toros y bravos toreros, en la que la ganadería de Valdellán ha recibido numerosos premios.

Fotos de Andrew Moore

lunes, 24 de junio de 2019

LOS TOROS QUE HAN GUSTADO AL PÚBLICO EN SAN ISIDRO


“Las ganaderías comerciales son las mejores porque las demás no embisten”, esta frase se repite como un mantra por numerosos profesionales taurinos y no pocos aficionados que más que serlo a la fiesta de los toros, parecen serlo a la fiesta de los toreros.
Admitamos la diferencia entre varios tipos de ganaderías, pero creo que sería más real hablar de ganaderías interesantes y ganaderías comerciales.
Fernando Robleño con Pocapena-60 de José Escolar

Román con Mentiroso-36 de Adolfo Martín

He hecho unos pequeños números con los resultados publicados por Plaza 1 de las apreciaciones del público al arrastre de los toros que divide en Ovación, Palmas, Silencio y Pitos, de las que caracterizo a las dos primeras como opiniones positivas acerca del juego del toro y a las dos últimas como opiniones negativas. No entro en quien realiza la valoración ni en la justeza de la misma, sólo las manejo como datos.
He dividido en dos grandes grupos.
En INTERESANTES están agrupadas las corridas de encaste Albaserrada (3), Santacoloma (2), y varios (2) estos son Ibán y Cuadri.
En COMERCIALES están el cogollo de ganaderías de las figuras de encaste Domecq (7), el resto de encaste Domecq (7), Nuñez (2), Atanasio (2) y Aldeanueva (2).
El primer grupo ha lidiado 41 toros y el segundo 119.
Roca Rey con Maderero-22 de Parladé

Paco Ureña con Gaitero-188 de Alcurrucén

En INTERESANTES ha habido 21 toros con opiniones positivas (9 ovaciones y 12 palmas) y 20 con opiniones negativas (10 silencios y 10 pitos).
En COMERCIALES ha habido 34 toros con opiniones positivas (20 ovaciones y 14 palmas) y 85 con opiniones negativas (57 silencios y 28 pitos).
Si reducimos el arco considerado y dejamos el grupo más selecto que sería Albaserrada en INTERESANTES y el cogollo de las figuras (Juan Pedro, Parladé, Jandilla, Zalduendo, Nuñez del Cuvillo, Victoriano del Río y Garcigrande) en COMERCIALES el resultado es:
En ALBASERRADA ha habido 10 toros con opiniones positivas (6 ovaciones y 4 palmas) y 8 con opiniones negativas (4 silencios y 4 pitos).
En el COGOLLO de ganaderías comerciales ha habido 12 toros con opiniones positivas (8 ovaciones y 4 palmas) y 27 con opiniones negativas (16 silencios y 11 pitos).
Emilio de Justo con Director-66 de Victorino

Miguel Ángel Perera con Pijotero-61 de Fuente Ymbro

Valga la ensalada de cifras para sacar una conclusión:
El porcentaje de aceptación del público, es mucho mayor en el caso de las ganaderías INTERESANTES, que en el caso de las ganaderías COMERCIALES.
Los toros de ganaderías que he denominado INTERESANTES y que en los estamentos taurinos se reputan como que no embisten han obtenido valoraciones positivas del público en poco más de uno de cada dos toros, es decir más de tres toros por corrida, mientras que los toros de ganaderías consideradas COMERCIALES por su encaste, han obtenido valoraciones positivas del público en uno de cada 3,5 toros, dicho sea por mantener la comparación, es decir que no llega a dos toros por corrida.
Cristian Escribano con Carasucia-14 de Valdellán

Pablo Aguado con Coronel-4 de Santiago Domecq

Si esto lo vemos en las ganaderías más selectas de cada grupo, veremos que la proporción de aceptación tanto en ALBASERRADA como en el COGOLLO sube ligeramente con respecto a su grupo de referencia. Embestirán más o menos como dicen las voces oficiales, pero los sencillos números dicen que las ganaderías que hemos venido llamando INTERESANTES tienen mayor aceptación del público que las COMERCIALES en el juego de cada toro.
Paco Ureña con Empanado-62 de Victoriano del Río

Este juego numérico no deja de ser eso, un juego, pero creo que recrea bien la diferencia entre la opinión del público en la plaza y la opinión de los estamentos taurinos. Claro que hay más intereses en juego como la calidad de los toreros que se enfrentan en cada uno de los grupos, el riesgo diferente que se asume en ellas, la facilidad de obtener trofeos y la predisposición del público tanto a dejarse encandilar por las figuras como a dejarse asustar por el nombre de las ganaderías, pero todo esto no cabe en una sencilla entrada del blog.

Fotografías de Andrew Moore

jueves, 20 de junio de 2019

IN MEMORIAM. AMALIA GONZÁLEZ


Subió y bajó las malditas escaleras, sin apoyos ni barandillas, que llevan a la fila 27 del 7 hasta bien mediados los ochentanytantos años, aunque las últimas corridas las vio desde la delantera de grada donde se podía llegar con ascensor, ahorrándose la larga y penosa subida.
La verdad es que muchas de las corridas a las que acudía eran las sobrantes del abono, esas a las que no se puede ir porque están en fin de semana o son teóricamente malas y a las que se unían las de los caballos y otras varias. Pero nunca decía que no, siempre acudía bien dispuesta, acompañada por amigas de su edad a las que, como a ella, no les arredraba el sol inmisericorde, que a muchos nos ha hecho abandonar tan severas localidades.

Disfrutaba del espectáculo con alegría y condescendencia y se llevaba bien con las protestas que tantas veces protagonizaban en el tendido, hasta el punto de que en las contadas ocasiones que le proporcioné alguna entrada de sombra, me decía que esa gente de la sombra era muy rara, los perfumados era el término que había adoptado, que no sabían valorar las dificultades, ni aceptaban las protestas.
Conocía a todos los amigos de los altos del 7 y con todos hablaba, para recordarme luego que no le había contado numerosas situaciones y peripecias personales, importantes para el transcurrir de sus vidas y a las que supuestamente yo hacía poco caso.
Los últimos años ya no pudo acudir a la plaza, pero allí ha dejado su recuerdo, con su gorrilla para el sol y su sonrisa, dispuesta a entusiasmarse con lo que ocurría en el ruedo y recordándome que siempre he sido un poco flojo para aguantar el sol, a pesar de los 35 años de abono en el 7. Adiós mamá.

lunes, 3 de junio de 2019

LA CASTA DE ALBASERRADA MARCA EL FUTURO DE LA FIESTA.

Las tres corridas de Albaserrada han sido un muestrario de la casta brava y el irrenunciable interés y necesidad de la misma para el futuro de la corrida de toros.
Sin entrar en definiciones completas y complejas, la casta es lo que se separa de la docilidad. Acompañará o no a la bravura, pero permite fijar el carácter del toro de lidia.
La singularidad de la corrida de toros estriba en el dominio de la imprevisibilidad de la embestida del toro y la creación de la belleza en ese dominio, que para su creación el artista pone en riesgo su vida. Esa singularidad es, probablemente, lo que la marca como un espectáculo radicalmente moderno y la justificación de su persistencia. Como dice Luis Francisco Esplá: “No hay ningún otro material artístico que ponga problemas al artista”.



Fernando Robleño, Gómez del Pilar y Ángel Sánchez,
lidiaron con brillantez y exposición una encastada,
interesante y fiera corrida de José Escolar


Me declaro totalmente contrario a la previsibilidad, a la nobleza como la cúspide de la bravura y creo que la supervivencia y el interés de la corrida de toros está en el riesgo real y no sólo teórico, que es salvado por el conocimiento y valor del matador de toros. No está en las formas, por bellas que sean si éstas no son creadas delante de un toro con casta y por tanto con problemas que resolver.
Las corridas de Albaserrada han permitido ver las distintas maneras de comportarse con los toros, con sus problemas y sus bondades y todas se han resuelto teniendo que tirar de valor y conocimiento, sin que eso haya evitado los riesgos. No ha sido el mayor problema para los toreros el riesgo físico que lo han sufrido en su carne, especialmente Manuel Escribano y Román, también está el riesgo profesional, la cotización de su futuro, que sube y baja con relación a su manera de comportase y resolver la lidia. Si el toro es previsible el escalafón también lo es.


Emilio de Justó brilló con el toro más bravo de 
una complicada corrida de Victorino, 
mientras Octavio Chacón y Daniel Luque
no llegaron a entenderse con el 4º y el 2º de la tarde 

Roca Rey no ha podido dar el golpe de autoridad que se esperaba y posiblemente no vuelva a encontrarse con frecuencia con estas divisas exigentes y eso perderemos los aficionados en nuestro disfrute y el matador en su gloria, aunque quizá no en su cotización.
Román, con cuyo valor hemos disfrutado en la plaza y Emilio de Justo, también Gómez del Pilar, han salido reforzados, aunque no se librarán del encasillamiento de las corridas duras. El resto no han mejorado su cotización e incluso algunos como Octavio Chacón y Ángel Sánchez han registrado una pérdida de interés.

Román hizo una faena de decisión y conocimiento,
con desprecio del riesgo, que remató con una emocionante estocada 
de las mismas características de la faena

En fin, movimientos en el aprecio de muchos aficionados, que han sabido valorar a los toreros en función de las dificultades de los toros a los que se enfrentaron y que muestran cómo se movería el escalafón si los toros tuvieran los problemas y las virtudes de la casta.

Roca Rey hizo su toreo de quietud y mano baja
al toro más noble del serial de Albaserrada

Por eso es irrenunciable la casta de los toros y por eso Albaserrada marca el futuro de la corrida de toros, que debe separarse de la previsibilidad, de la búsqueda de la máxima docilidad del toro que permite empezar las faenas una y otra vez sin que los toros hayan aprendido de los errores de los matadores, que la máxima aspiración no sea la duración de la faena de muleta en interminables series sin dominio ni interés y que se haga realidad en las corridas de feria, que la singularidad de la corrida de toros consiste en ser un espectáculo donde el riesgo del artista está presente y donde triunfar sin riesgo es triunfar sin gloria. 

Fiereza
Sevillano-68 de José Escolar

Bravura
Director-66 de Victorino Martín

Nobleza
Madroñito-81 de Adolfo Martín

Fiereza, bravura y nobleza son tres complementos de la casta

Fotografías de Andrew Moore