Ir al contenido principal

PASEOS POR EL MADRID TAURINO. CHAMBERÍ (II)

Domingo Ortega ejerció de puente entre dos épocas diferentes. La edad de plata en la que los grandes toreros de la época se encontraron con unos toros criados por ganaderos libres de la presión de una gran figura que les fuerce a achicar el toro; y la postguerra, donde la necesidad de dar espectáculos impone una menor edad y tamaño del animal.

Domingo Ortega, torero de dominio

El achique del ganado pasará de necesidad a costumbre y de costumbre a abuso. Ambas épocas las atravesará el diestro toledano apoyado en un mismo concepto: el dominio. El dominio del toro y la profundidad de las suertes son los conceptos sobre los que gira el arte de torear.
Domingo Ortega por Ignacio Zuloaga

Cerca del domicilio de Domingo Ortega, en la calle Eduardo Dato, a la que antiguos vecinos siguen refiriéndose con el castizo y bonito nombre de Paseo del Cisne, se estableció la sede de la Unión de Criadores de Toros de Lidia en un bello edificio de esquina. Esta sede  fue la continuadora de otra anterior que estuvo en la calle de la Santísima Trinidad, también del barrio, pues parece como si hubiera un gusto por la zona, seguramente debido a su buena ubicación y amplitud, pues no en vano Chamberí es uno de los barrios del ensanche madrileño, que da carácter y empaque a la ciudad.


Toros de lidia

Casi enfrente del edificio de la Unión, también en el Paseo del Cisne, está la iglesia de San Fermín de los Navarros, donde tienen la costumbre de juntarse a celebrar el comienzo de las fiestas de San Fermín, si bien para este recuerdo se conforman a celebrarlo, además de con los oficios religiosos propios del sitio, con pinchos de chistorra y vasos de vino, sin animarse, todavía, a soltar alguno toro para un encierro por las calles del barrio.
Chupinazo en Chamberí

El paseo del Cisne empieza en la plaza de Chamberí,  fea e incómoda plaza que no hace honor al barrio, pero en la que se encuentra la Junta Municipal de distrito de la que fuera concejal-presidente el propio Luis Mazzantini el gran torero del cambio de siglo XIX al XX que luego fue político.
El torero Luis Mazzantini, empresario y político

En el edificio de la derecha de la foto,
Santa Engracia esquina a la Plaza de Chamberí,
estaba el estudio del fotógrafo Alfonso

En la misma plaza de Chamberí se encontraba el estudio del fotógrafo Alfonso, como lo indicaba un gran rótulo colocado en la azotea del edificio modernista que lo albergaba. Alfonso es autor de algunas de las mejores instantáneas de la fiesta de los toros. Además intentó ser torero alentado por el mismo Gaona, pero tras su debut en un festival en Vista Alegre, se retiró de inmediato viendo que tenía mejores condiciones para la fotografía, que además tenía menos peligro aunque no estuviera exenta de él, pues Alfonso fue reportero en la guerra de África de 1921.
La mortal cogida de Granero 
captada por Alfonso Sánchez García




Marruecos, Monte Arruit, 1921




(Cont.)

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL PERÚ ES TAURINO. PABLO J. GÓMEZ DEBARBIERI EN LA TERTULIA DE JORDÁN

El Perú vive una efervescencia de las corridas de toros en la que se juntan las tradiciones y costumbres propias con la influencia de la rutilante figura Andrés Roca Rey. Pablo J. Gómez Debarbieri ejerce la crítica taurina en el diario EL COMERCIO de Lima, diario de referencia en el país y desde sus páginas sigue y difunde la actividad taurina en su artículo semanal y se mantiene en contacto con numerosos aficionados y profesionales del Perú y del mundo taurino. Pablo J. Gómez Debarbieri, cronista taurino de EL COMERCIO de Lima en la Tertulia de Jordán Además de la célebre plaza de Acho donde se desarrolla la feria del Señor de los Milagros que concede a su triunfador el preciado Escapulario de oro, el Perú cuenta con 564 plazas de toros, más de la mitad hechas de fábrica de albañilería y el resto portátiles o artesanales en 561 ciudades taurinas, repartidas en 17 de las 24 regiones del país y donde se han dado más de 700 corridas. Tiene 48 ganaderías bravas de toros de lidia y has

ADIÓS A EL JULI

Parece que haya que decir algo de la despedida de El Juli. Es como una pregunta insoslayable del estilo de ¿Dónde estabas el 11S? o para los de mi generación ¿Qué hacías el 23 F? Una especie de juego que supuestamente define la personalidad. El Juli ovacionado por el público de Las Ventas Personalmente nunca me interesó El Juli, probablemente porque nunca le ví torear bien, nunca me sorprendió y siempre me pareció ayuno de elegancia, cualidad que junto al valor, entiendo imprescindible para un matador de toros. Ví poco a El Juli de novillero, apenas una vez en la cubierta de Leganés donde en contra de quien me afirmaba que templaba muy bien los toros, le comenté que creía que eso era correr bien la mano, cualidad que si le aprecié. Otra vez en El Espinar me pareció un novillero listo, lo que es más bien un halago envenenado. No me movieron estas experiencias a quedarme en Madrid para su novillada en solitario, que según escuché por la radio remontó con la faena al quinto, Afanes de A

POTENCIAR LA SUERTE DE VARAS ES CRUCIAL PARA EL FUTURO DE LA CORRIDA DE TOROS.

Atraídos por el anuncio, finalmente frustrado, de la presencia de Morante en la prueba de nuevos útiles para la lidia, numerosos aficionados nos desplazamos el lunes 6 de marzo hasta Alba de Tormes, para asistir a la presentación de nuevas puyas, banderillas, punzón de divisa, estoque, descabello, puntillas y hasta un acolchado para el estribo derecho del caballo de picar, incluida dentro del seminario “Hacia un nuevo Reglamento taurino en Castilla y León” La presentación vino acompañada de unas ponencias y comentarios de biólogos, veterinarios, y el impulsor de los nuevos útiles, el matador Manolo Sales, presentados por el catedrático Antonio Purroy y con un saludo de Victorino Martín como ganadero y presidente de la FTL. La salsa del evento para los profanos, era el ensayo de dichas nuevas herramientas en una prueba práctica con seis toros a cargo de López Chaves, El Capea y Javier Cortés, quien sustituyó al anunciado Morante. Probar nuevas puyas es manifiestamente necesario para