Ir al contenido principal

CONTINUIDAD DEL ESFUERZO TORISTA EN RIAZA


La feria de 2019, que abre un nuevo ciclo de gestión de las corridas de toros y novilladas de la feria, representa, sin duda, una continuidad del esfuerzo hecho los últimos años por poner a Riaza en el mapa de la geografía taurina, gracias a la adecuada selección de ganaderías y toreros.
Además de los interesantes encierros y las capeas populares y de las peñas, las corridas de toros y novilladas han estado marcadas por el denominador de la casta brava, que es la garantía de futuro para la supervivencia de la tauromaquia, sobre la que se ciernen tantas amenazas.
Víctor Barrio y Joselito Adame a hombros de las peñas en 2015

La corrida de Valdellán, ganadería muy apreciada desde que lidió al bravo toro Navarro en Las Ventas, en el desafío ganadero con Saltillo en septiembre de 2018, y que ha refrendado su calidad con la corrida completa de San Isidro, así como la novillada de La Quinta, que es siempre una garantía de casta, mantienen la imagen de seriedad en la elección del ganado de los últimos años, al igual que los matadores que las van a lidiar. Juan del Álamo es un torero que ha triunfado en Madrid y Rubén Pinar y Gómez del Pilar no es aventurado decir que lo harán en breve. 

Román recibiendo de capote a Coreano I-28 de José Escolar en 2016
Foto de Andrew Moore

Han pasado estos años por Riaza los matadores de toros Juan del Álamo y Joselito Adame, acompañando al recordado Víctor Barrio, así como Román, Octavio Chacón, Pepe Moral, Javier Cortés y Juan Leal, toreros que han refrendado su buen momento con triunfos en Madrid. También la nómina de novilleros ha recogido y recoge este año a interesantes figuras del escalafón. La propaganda en la feria de San Isidro de los toros y novillos reseñados para las corridas, ha sido una importante publicidad de la feria para singularizarla y darle imagen propia, que este año no se ha realizado, quizá por imperativos del calendario electoral. 
Folleto repartido por la Peña Taurina de Riaza
en San Isidro 2018, con los toros y novillos reseñados para la feria

La buena imagen de la plaza, además de la adecuada elección de toros y toreros, se consigue por la magnífica actuación del público, que ha sido una constante en Riaza, y por tratar de conseguir que la lidia se lleve a cabo con respeto tanto al público, como a las buenas reglas del arte.
La suerte de varas es fundamental para las corridas de toros. Gracias a la persuasión con los matadores y picadores, se ha conseguido que el tercio de varas en Riaza, en estos últimos años, no haya sido un trámite, sino una suerte más de la lidia y que para ello los picadores no apuraran al toro en un monopuyazo sangriento, sino que le castigaran adecuadamente con las veces que fuera necesario ponerle al caballo. Prueba de ello ha sido el número de varas que se han dado a las cuatro últimas corridas con 8, 10, 11 y 11 entradas al caballo de picar, lo que ha contribuido a dar mayor contenido y belleza al espectáculo. El bravo Manchador de José Escolar, que fue premiado con la vuelta al ruedo, lidiado por Javier Cortés, llegó a entrar tres veces al caballo demostrando su bravura.
Esquivel, de la cuadrilla de Octavio Chacón,
puso dos buenas y bellas varas a Puntero-32, de Cebada Gago en 2017
Foto de Eduardo de la Cruz

Defender la tauromaquia como parte integral e inseparable de las fiestas, hacer bandera de la seriedad en la elección de ganaderías y toreros, intentar que las corridas se desarrollen con el debido respeto a las normas del arte, que son la mayor muestra de respeto al público, es el camino para lograr que la tauromaquia mantenga su importancia como parte de nuestras costumbres, nuestras fiestas y, en definitiva, de nuestra vida.
Encierro con los toros de José Escolar en 2016
Foto de Andrew Moore


Comentarios

Entradas populares de este blog

EL JULI DA EL TOPE DE SU TOREO EN MADRID

El Juli dio la medida del tope de su toreo con el quinto de La Quinta. Un toro que nunca se negó a embestir, si bien nunca fue claro, una faena de consentir al toro, aguantarle y tirar con suavidad para conseguir que siguiera la muleta en largos naturales en redondo. Gañafote-47 el toro de La Quinta con el que triunfó El Juli en Madrid, bien picado en dos varas por Barroso La mayoría de las grandes faenas de los toreros que no son de los denominados artistas se han hecho con toros ásperos, pues ahí es donde brillan sus cualidades. Eso no es ninguna novedad, la novedad es que lo hiciera El Juli quien siempre en Madrid se ha contentado con anunciarse con toros sin interés y cuando le ha salido un toro díscolo ha tirado por la calle del medio del dominio sin rematar con prestancia. Lo importante no es solo la colocación,  sino lo adecuado para tener el toro en la mano En su primer toro demostró que su toreo está falto de calidad expresiva para brillar con un toro noble. Con el toro si

TOREÓ COMO DICEN QUE NO SE PUEDE TOREAR. HOMENAJE A FERNANDO ROBLEÑO EN LA TERTULIA DE JORDÁN

Fernando Robleño es un torero para aficionados y  ha firmado en Madrid con el toro Camionero de José Escolar el 18 de septiembre, una faena con riesgo y belleza, pureza y enjundia, para muchos de los que la vieron, la mejor faena de la temporada ante poco más de 3.000 espectadores (5.658 según las cuentas de la empresa, que incluyen todos los abonados de temporada asistan o no). Homenaje de la Tertulia de Jordán a Fernando Robleño La Tertulia de Jordán hemos invitado, por segunda vez, a Fernando Robleño como homenaje a dicha faena y a su trayectoria. Sus anhelos, decepciones, ilusiones, esperanzas y temores ya los desgranó en enero de 2019, 47ª Tertulia de Jordán , cuando esperaba que su gran faena al toro Navarro de Valdellán, le abriera puertas que han estado tradicionalmente cerradas para él. La temporada 2019 sólo le trajo más contratos en Las Ventas, donde se anunció hasta 5 tardes, además de su inclusión en Pamplona. Tras la pandemia cesó la repercusión de la faena. Robleño c

LA FÁBRICA DE REDECILLAS. ISABEL LIPPERHEIDE EN LA TERTULIA DE JORDÁN

Isabel Lipperheide mantiene una gran herencia taurina, la de su madre Dolores Aguirre a quien acompañó desde la compra de su ganadería y que dirige desde su fallecimiento en 2013. Una ganadería singular por su origen, Atanasio y Conde de la Corte, por su comportamiento encastado y duro y por la valoración de muchos aficionados deseosos de verla en plazas de importancia. Habitual en Madrid, Pamplona, Bilbao y las plazas toristas francesas, este año está anunciada en Ceret y Bilbao. Una ganadería mediana que tiene 180 vacas lo que le da para lidiar poco más de 50 machos de diferentes edades cada año, antes de la pandemia, claro.  Isabel Lipperheide en la Tertulia de Jordán Tiene la ganadera una mirada inquieta en un semblante amable en el que predomina la atención, incluso la reflexión, que no se ve perturbada por sus movimientos pues apenas gesticula al hablar. Sabe lo que quiere de su ganadería y lo busca sin componendas: Toros duros, que embistan sin plegarse a la colaboración y que