Centenario Joselito

lunes, 2 de marzo de 2020

UNA GESTIÓN DE FUTURO NECESITA CONTRATOS DE MEDIO PLAZO. ALBERTO GARCÍA EN LA TERTULIA DE JORDÁN

Alberto García, director de Tauroemoción es un hombre joven, de aspecto apacible, que transmite sensaciones de confianza en su negocio y en su futuro. Recortador en su cercana juventud, empezó organizando espectáculos de recortes hasta que se planteó la posibilidad de hacerse cargo de la plaza de toros de Teruel, primero asociado con la casa Lozano y después en solitario.
Alberto García (Tauroemoción) en la Tertulia de Jordán

Habla de su negocio con naturalidad, de las plazas que ha ido gestionando, unas con mayores riesgos económicos que otras, en las que ha contrapesado el riesgo con la proyección, como cualquier empresario de cualquier sector económico.
Tiene su mayor cartera en las plazas que organizan dos o tres corridas en la feria, como Soria, Huesca, Aranda de Duero o Cáceres, aunque tiene también plazas de mayor recorrido como Burgos o Jaén. Completa su diversificación empresarial con el apoderamiento de toreros como Emilio de Justo y Rubén Pinar entre otros.

Tauroemoción gestiona 16 plazas de toros y
apodera a tres matadores de toros, un rejoneador y un novillero

Habla de los problemas de un sector excesivamente dependiente de la licitación pública que no sigue normas fijas en cuanto a tiempo de concesión, canon de explotación o subvenciones, lo que dificulta una gestión continuada y con proyección de futuro, que tiene más posibilidades con contratos a medio plazo, como, pone por ejemplo, la plaza de toros de Jaén en la que tiene un contrato de diez años.
Tauroemoción organiza viajes completos
para ver una corrida de toros

Las novilladas tienen grandes problemas de costes y cree que es necesaria una reorganización de los participantes y sus ingresos, pero considera que para hacerlo tiene que haber negociaciones para los que actúan en ellas, que puedan tener compensaciones. Pone por ejemplo que si se pudieran disminuir los costes y al tiempo garantizar un aumento del número de novilladas, nadie cargaría con todas las pérdidas de una reestructuración necesaria que lastra la realización de novilladas y por tanto el futuro.
En los carteles de sus plazas figuran más toreros interesantes que grandes figuras, pues considera que su caché es difícil de mantener con el cargo de taquilla, si no hay ingresos adicionales.
Firmando un recuedo para la Tertulia de Jordán

Partidario, como no podría ser de otra forma, de los festejos populares, que tienen gran calado entre las generaciones más jóvenes, comenta que tienen que avanzar en la seguridad médica y laboral de sus actuantes. Además de las corridas de toros y espectáculos populares y de recortes, el mundo taurino debe incluir las diferentes manifestaciones de espectáculos con toros y en ese camino promociona Diversiones en el Ruedo, un espectáculo cómico taurino que prácticamente había desaparecido de los ruedos.
Una conversación tranquila lejos de los estereotipos del empresario taurino tradicional y más cercana a un empresario joven, con una solvente organización, en un sector del que conoce sus problemas y que está lejos tanto del triunfalismo falso como del catastrofismo imperante. Por eso entiende que hay perspectivas de futuro para las corridas de toros, aunque cuenta con próximas e indeterminadas amenazas, que el sector deberá solventar.

Fotos de Andrew Moore

No hay comentarios:

Publicar un comentario