Ir al contenido principal

LA FIEBRE DEL INDULTO LLEGA A RIAZA


La magnífica corrida de José Escolar en la feria de Riaza, acabó con el indulto del último toro, Cantito-34 toreado por Juan Leal, reclamado a gritos desde los tendidos con un gran entusiasmo. Cerraba una corrida interesante, a cuyo quinto toro, Manchero-51 se le dio la vuelta al ruedo después de acudir tres veces al caballo, protagonizar una encastada salida con remates en los tableros y embestir a la muleta de Javier Cortés en cuatro largas series de derechazos y tres de naturales, metiendo siempre la cabeza y necesitando ir muy sometido por la muleta del matador.
El cartel oficial de las fiestas de Riaza
con la plaza de toros como protagonista

Tuvo de todo la corrida con un primer toro encastado, un segundo complicado, el tercero sorprendentemente pastueño, un manso interesante el cuarto, el bravo quinto  al que se premió con la vuelta al ruedo y el noble sexto que se indultó a petición popular. Mostraron su generosidad con los toros los matadores Luis Bolívar y Javier Cortés, cuyos cuatro toros recibieron un total de 9 varas, que es un número muy estimable, inusual en plazas portátiles y en consonancia con las 3 corridas de esta legislatura municipal que han recibido 8, 10 y 11 varas. Bolívar sorteó el peor lote y estuvo en la plaza solvente y decidido, transmitiendo la tranquilidad siempre necesaria en el ruedo cuando se lidian toros de casta y Cortés estuvo centrado tanto con el complicado segundo como con el bravo quinto, en el que parecía que se podía haber apretado más el acelerador, aunque quizá sus próximas actuaciones en Las Ventas le frenaran a la hora de asumir un riesgo mayor.
Los toros de José Escolar en los corrales de Riaza.
Llegaron 5 de los 6 reseñados en Mayo.
Todo un ejemplo de seriedad

Once varas sumaron en total en la corrida con las dos de los toros de Juan Leal, quien prefirió lucir su toreo en detrimento del lucimiento del toro y optó por apretar a cada uno de sus toros en una única vara, en la que sus picadores recargaron y cerraron a los toros desmereciendo su lidia. Al pastueño tercero le toreó muy en línea sin meterse en el terreno del toro y al noble sexto que embestía con el hocico por el suelo le recetó una faena plenamente sacada del toreo moderno con pases cambiados, péndulos, circulares y otros pases de la parte más vulgar del toreo y que hicieron las delicias del público que prácticamente llenaba la plaza.
El bravo Manchador y el indultado Cantito cerraban con gran éxito la feria, en la que se había lidiado una novillada de La Quinta interesante por su movilidad pero con pitones muy romos, en la que destacó el novillero Francisco de Manuel.
Torrano de la ganadería de Mª Antonia de la Serna
costeado por la Asociación El toro de los Mozos de Riaza
fue corrido, capeado y recortado por los aficionados

Gran parte del público actual reclama un protagonismo más activo en las fiestas de los toros. El éxito creciente de los encierros y capeas populares son una muestra. En la plaza, junto a una minoría activa en defensa de la corrida de toros como un espectáculo íntegro, hay una mayoría que parece cifrar su interés en la movilidad del toro sin importar su docilidad, que no valora el riesgo derivado de la casta del toro y la dificultad de dominarla y que cifra su satisfacción y su protagonismo en la concesión de trofeos, considerando el indulto del toro el mayor de ellos.
Esta feria es el colofón de una legislatura en la que Riaza ha apostado con gran éxito por la elección de ganaderías de casta para la corrida y novillada, el respeto de la suerte de varas, la elección de toreros emergentes y con proyección y en definitiva por la dignidad de la fiesta, demostrando que la seriedad de la corrida de toros proporciona un gran y entretenido espectáculo, que divierte a los vecinos y colabora en la proyección de la imagen del pueblo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

MADRID ES LO MÁXIMO PARA UN GANADERO. RAFAEL FINAT, CONDE DE MAYALDE, EN LA TERTULIA DE JORDÁN

La maldita pandemia, que tantas personas ha herido y tantas cosas ha cambiado, nos hizo suspender la Tertulia de Jordán tras la del 25 de febrero de 2020 en la que fue nuestro invitado el empresario de Tauroemoción Alberto García. Con las precauciones debidas a lo incierto del desarrollo de la pandemia, el 15 de noviembre de 2021 volvemos a la carga, ocho años después de la primera Tertulia que se celebró el 13 de noviembre de 2013, día de la publicación de la aprobación de la Ley para la regulación de la Tauromaquia como patrimonio cultural, precisamente con Juan Manuel Albendea, presidente de la Comisión de Cultura del Congreso de los Diputados y gran impulsor de dicha ley. Rafael Finat, Conde de Mayalde, en la Tertulia de Jordán El invitado ha sido Rafael Finat, conde de Mayalde, propietario de la ganadería que fundó su abuelo hace más de 70 años. La ganadería que tuvo toros de encaste contreras , tras deshacerse de los coquillas con los que se formó originalmente, ha sido cruz

EL JULI DA EL TOPE DE SU TOREO EN MADRID

El Juli dio la medida del tope de su toreo con el quinto de La Quinta. Un toro que nunca se negó a embestir, si bien nunca fue claro, una faena de consentir al toro, aguantarle y tirar con suavidad para conseguir que siguiera la muleta en largos naturales en redondo. Gañafote-47 el toro de La Quinta con el que triunfó El Juli en Madrid, bien picado en dos varas por Barroso La mayoría de las grandes faenas de los toreros que no son de los denominados artistas se han hecho con toros ásperos, pues ahí es donde brillan sus cualidades. Eso no es ninguna novedad, la novedad es que lo hiciera El Juli quien siempre en Madrid se ha contentado con anunciarse con toros sin interés y cuando le ha salido un toro díscolo ha tirado por la calle del medio del dominio sin rematar con prestancia. Lo importante no es solo la colocación,  sino lo adecuado para tener el toro en la mano En su primer toro demostró que su toreo está falto de calidad expresiva para brillar con un toro noble. Con el toro si

CARA Y CRUZ DE LA VUELTA A LAS VENTAS

Emilio de Justo y Juan Ortega han sido las caras de dos distintas monedas, cuyas cruces han recaído en Antonio Ferrera y El Juli. La decisión de Emilio de Justo con Farolero ha sido épica, como vibrante fue el toreo de Juan Ortega, quien posee un innegable talento dramático que convierte en un acontecimiento todo su toreo, aunque sólo se mostró en pinceladas sueltas. El intento de espectáculo de Ferrera quedó lastrado por los descastados albaserradas de Adolfo Martín y El Juli discurrió en sus faenas con monotonía insufrible desplegando su talento ante los toros que se lo permiten sin la menor emoción como su primero y cuando no se lo permiten, simplemente se retira, como en el cuarto toro de la corrida de su ganadería de cabecera. Emilio de Justo fue despedido con gritos de "torero, torero" De Justo salió aclamado por el público gracias a su decisión y claro, a su capacidad, de asentar los pies ante las embestidas a oleadas de Farolero-90 de Domingo Hernández, un toro de