Ir al contenido principal

EL APUNTE DEL 20 DE MAYO: TRAGICA SUSPENSION


El éxito ama a los héroes. Dicho de otro modo, para llegar a ser considerado un héroe, los esfuerzos deben ser coronados por el éxito y no por la tragedia.

El día siguiente a la conmovedora estocada de Fandiño, me criticaba William Lyon preguntándome si habría opinado lo mismo en el caso de que a consecuencia de la misma hubiera sufrido una herida grave o incluso la muerte. Me vi forzado a contestarle que no, que habría pensado que era un gesto de valor innecesario.

En esa contradicción creo que se debate también el público, que adora el riesgo que supone la fiesta de los toros y le horroriza la cogida del torero.

 Las cogidas de los toreros son un riesgo consustancial al oficio. Es más, entiendo que la fiesta de los toros no tiene sentido sin riesgo, estoy claramente en contra de todo aquello que engañosamente denominan como humanización de la fiesta. Creo firmemente que si algún sentido tiene la existencia de la fiesta de los toros en este, ya casi avanzado, siglo XXI, es el que un hombre con el único arma de su conocimiento y su valor sea capaz de dominar a un toro ofreciendo a cambio el riesgo de su vida o su integridad física.



Foto de Andrew Moore tomada en Del toro al infinito

Por eso no hay riesgos calculados o asumibles, el nivel del riesgo lo pone el torero con su valor y la cornada o lesión la pone la suerte, el toro o el destino. David Mora hizo su gesto que demostraba que venía a por todas, que no iba a escatimar su valor ni su conocimiento para triunfar, para agradar al público. El toro se interpuso y la suerte le fue esquiva, siempre detrás de la suerte taurina o azarosa está la muerte, que sobrevoló la plaza sin llegar a hacerse presente.

El gesto de valor de David Mora llevó el espanto a la plaza, las cogidas de Jiménez Fortes y la lesión de Antonio Nazaré se combinaron para cerrar una corrida trágica que además de pasar al recuerdo en el futuro, sirvió para sacar a la luz la mala entraña de algunos supuestos defensores de los derechos de los animales, que viene a recalcar aquello de que quienes presumen de amar mucho a los animales suelen despreciar a las personas.

Publicado en http://www.opinionytoros.com/noticias.php?Id=46903  con foto de Muriel Feiner

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MADRID ES LO MÁXIMO PARA UN GANADERO. RAFAEL FINAT, CONDE DE MAYALDE, EN LA TERTULIA DE JORDÁN

La maldita pandemia, que tantas personas ha herido y tantas cosas ha cambiado, nos hizo suspender la Tertulia de Jordán tras la del 25 de febrero de 2020 en la que fue nuestro invitado el empresario de Tauroemoción Alberto García. Con las precauciones debidas a lo incierto del desarrollo de la pandemia, el 15 de noviembre de 2021 volvemos a la carga, ocho años después de la primera Tertulia que se celebró el 13 de noviembre de 2013, día de la publicación de la aprobación de la Ley para la regulación de la Tauromaquia como patrimonio cultural, precisamente con Juan Manuel Albendea, presidente de la Comisión de Cultura del Congreso de los Diputados y gran impulsor de dicha ley. Rafael Finat, Conde de Mayalde, en la Tertulia de Jordán El invitado ha sido Rafael Finat, conde de Mayalde, propietario de la ganadería que fundó su abuelo hace más de 70 años. La ganadería que tuvo toros de encaste contreras , tras deshacerse de los coquillas con los que se formó originalmente, ha sido cruz

EL JULI DA EL TOPE DE SU TOREO EN MADRID

El Juli dio la medida del tope de su toreo con el quinto de La Quinta. Un toro que nunca se negó a embestir, si bien nunca fue claro, una faena de consentir al toro, aguantarle y tirar con suavidad para conseguir que siguiera la muleta en largos naturales en redondo. Gañafote-47 el toro de La Quinta con el que triunfó El Juli en Madrid, bien picado en dos varas por Barroso La mayoría de las grandes faenas de los toreros que no son de los denominados artistas se han hecho con toros ásperos, pues ahí es donde brillan sus cualidades. Eso no es ninguna novedad, la novedad es que lo hiciera El Juli quien siempre en Madrid se ha contentado con anunciarse con toros sin interés y cuando le ha salido un toro díscolo ha tirado por la calle del medio del dominio sin rematar con prestancia. Lo importante no es solo la colocación,  sino lo adecuado para tener el toro en la mano En su primer toro demostró que su toreo está falto de calidad expresiva para brillar con un toro noble. Con el toro si

CARA Y CRUZ DE LA VUELTA A LAS VENTAS

Emilio de Justo y Juan Ortega han sido las caras de dos distintas monedas, cuyas cruces han recaído en Antonio Ferrera y El Juli. La decisión de Emilio de Justo con Farolero ha sido épica, como vibrante fue el toreo de Juan Ortega, quien posee un innegable talento dramático que convierte en un acontecimiento todo su toreo, aunque sólo se mostró en pinceladas sueltas. El intento de espectáculo de Ferrera quedó lastrado por los descastados albaserradas de Adolfo Martín y El Juli discurrió en sus faenas con monotonía insufrible desplegando su talento ante los toros que se lo permiten sin la menor emoción como su primero y cuando no se lo permiten, simplemente se retira, como en el cuarto toro de la corrida de su ganadería de cabecera. Emilio de Justo fue despedido con gritos de "torero, torero" De Justo salió aclamado por el público gracias a su decisión y claro, a su capacidad, de asentar los pies ante las embestidas a oleadas de Farolero-90 de Domingo Hernández, un toro de